Anuncios

Ga Ga Ga Ga Ga — Spoon

Disco ENOOOORME el que se han sacado Spoon de la manga y me alegro. Siempre considerados como una banda de segunda, sus discos anteriores siempre cumplían entregando algunas (bastantes) canciones de las que engancharse para toda la vida. Y ahora se superan con Ga Ga Ga Ga Ga, una obra en la que todas las canciones están al máximo nivel.

Ya sabíamos, cuando apareció por ahí un falso vídeo oficial de The Ghost Of You Lingers que Ga Ga Ga Ga Ga iba a ser de todo menos un disco con el piñón fijo. Todavía me impresiona lo buena que es ésta canción, la atmósfera que tiene, la narración de ese ataque de pánico que vive el protagonista cuando echa demasiado de menos a alguien.

Si alguien en Spoon fuese normal, pensarían en abrir el disco con esa canción, pero qué va: la ponen en segundo lugar, justo después del sinuoso y misterioso atractivo de Don´t Make Me A Target. Hasta la tercera canción no desvelan sus enormes dotes para escribir grandes canciones de pop atemporal; es entonces cuando suena You Got Yer Cherry Bomb, golosina imprescindible para autoafirmarse en el amor (“mi novia es la mejor” o algo así). Soul blanquito del mejor satén.

Ya está: en sólo tres canciones, Spoon ya cautivan como nunca hasta ahora. Qué gozada repetirlas una y otra vez. Y qué pena si el disco se despeñase entonces por una continuación normalilla, después de la magia de ese inicio.

Por suerte, no lo hace. Ga Ga Ga Ga Ga es sorprendentemente consistente. Casi en todo momento está propulsado por un ritmo imparable, que impide que el oyente baje la guardia y que evita el aburrimiento. El tramo central con Don’t You Evah, Rhthm & Soul y Eddie’s Ragga es precisamente lo que la segunda canción de este trío anuncia: ritmo y alma.

Y justo ahí, cuando crees que el disco va a comenzar a repetirse, llega otro chispazo maestro: The Underdog, una canción que firmarían gustosos Madness. Lástima de guitarras españolas incrustadas sin ton ni son en la electricidad vacilona de My Little Japanese Cigarette Case, otra extraña canción que acaba funcionando a pesar de todo.

Dos canciones más y Spoon cierran el disco y, una vez más, aquí estoy preguntándome cómo se las han arreglado para hace un disco tan robusto, tan necesario. Todos los años hay una banda supuestamente de segundones del indierock que sube el listón y alcanza un nuevo nivel. Este año son ellos.

Escucha | You Got Yr Cherry Bomb — Spoon (Vía Here Comes The Flood)
Escucha | Don´t Make Me A Target — Spoon (Vía Badminton Stamps)
Sitio oficial | Spoon

Anuncios