“CammyVSChunLi” src=”http://img.hipersonica.com/2013/09/chun_li_kicks_cammy-1.jpg» class=”centro” />

Este otoño tenemos guerra de divas y, aunque quizás a ti su música no te importe lo más mínimo, seguro que lo sabes. Muchos pensábamos que Lady Gaga tenía sus miras puestas en Madonna, que quería ocupar su trono, pero aunque la ambición rubia esté un poco venida a menos, parece haber conseguido, si no poner a la Gaga en su sitio, al menos sí que tenga las miras puestas un poco más abajo, en Katy Perry, una estrella algo más “de su tamaño”.

En este round de esta nueva lucha, Gaga pegó primero adelantando el lanzamiento de su ‘Applause’, primer single de ARTPOP, en principio debido a las filtraciones aunque de trasfondo, y por la guerra de fans que tenemos desatada en Twitter, todos sabemos que lo que había detrás era pisarle el cuello a la Perry, que ya tenía anunciado el lanzamiento de su nuevo single, adelanto de Prism, ‘Roar’.

“Gaga-Applause” src=”http://img.hipersonica.com/2013/09/lady-gaga-applause.jpg» class=”centro_sinmarco” />

De Gaga ya dijimos en su momento que ‘Applause’ no era gran cosa. Aires de grandeza e ínfulas de homenaje al arte, petición de que nos quitáramos el sombrero por todos esos artistas de todas las disciplinas habidas y por haber y lo que ella quisiese, pero, al fin y al cabo, lo que nos proponía la Germanotta no era más que un tema dance pop de los que se estilan ahora, dejándonos más que claro que lo suyo, más que destacar por la música, era hacerlo por la performance.

Y oigan, si musicalmente la Gaga es una más del montón, con aspiraciones e inspiración inevitablemente “madonnianas”, no queda otra que quitarse el sombrero ante el cuidado vídeo que ha grabado para ese primer single de ARTPOP: ahí sí parece que hay algo más de arte (aunque no sé sí da como para ponerlo en mayúsculas).

https://www.youtube.com/embed/pco91kroVgQ

Lo de la Perry y su ‘Roar’, del que se acaba de estrenar el vídeo, es otra cosa. Es cierto que las dos tienen aspiraciones a diva, pero también es cierto que la Perry no va por el mundo como si hubiera venido a él para cambiarlo. No es que vaya de humilde por la vida, pero tampoco es esa especie de Mesías que se dirige a sus fieles un día sí y otro también con intención de influir de una u otra manera en sus vidas, como sí parece hacer Gaga.

Su concepto de estrella del pop es mucho más clásico, y sí, en ella también va lo de las performances, pero las suyas, aún teniendo bastante presupuesto, se ven más humildes y con menos aspiraciones, mucho más “adolescentes” o incluso pueriles; con menos aires de grandeza, vaya, y sin venderse como algo transcendente. Perry parece tener claro que su pop es algo para pasar el rato, canciones para escuchar en la radio y cantar de vez en cuando y poco más. No muy diferentes de las de Gaga, no: la diferencia está en el concepto que cada una parece tener de su propia música.

No hay más que ver el “tarzanesco” vídeo que ha preparado la morena para ‘Roar’, en el que la vemos rugiendo, sí, y no sólo hablándonos del famoso ojo del tigre, sino desafiando al felino más grande del planeta y domesticándolo: ella es de armas tomar, tanto como Gaga, aunque su estética general queda muy lejos de la de la Germanotta y mucho más cerca de la de Aqua… pero sin pelo de colores (esta vez).

En lo musical, con estos dos adelantos, cada una tiene también lo suyo… de poco destacable, quiero decir. Gaga nos ha querido vender mediocridad por grandeza, gato por liebre que se dice. Su tema está muy lejos de ser todo lo revolucionario que sus fans nos dicen que es o de loque a ella misma le gustaría.

“Perry-Prism” src=”http://img.hipersonica.com/2013/09/prism.jpg» class=”centro” />

Katy Perry, en cambio nos ha querido llevar a la diabetes por exceso de almíbar, con un tema pop de corte muy, muy clásico. Estribillo más que facilón, letra pegadiza y melodía de radiofórmula: nada que no hayamos escuchado antes y que no le hayamos escuchado antes a ella misma, la verdad.

Eso sí, si me preguntáis con cuál me quedo, sin lugar a dudas, me quedo con la morena; por ella, (toda ella, por supuesto, que la cabra tira al monte, la cabra hispánica, ya sabéis), por no vestirse con trajes de chuletas, que me gustan más los pirulís y pastelitos en sitios estratégicos, y porque su canción, aunque sea un más de lo mismo, no me la han querido colar como algo más transcendente de lo que en realidad es.

Lejos de lo estúpida que pueda parecer esta pugna, tanto como otras parecidas que nos ha dado la música en tantas ocasiones (¿o es que no se puede seguir a ambas artistas a la vez y comprar sus dos discos? ¿hay algún tipo de bloqueo en Twitter que impide seguir a ambas?), está claro que cada una tiene un estilo; y que guerra va a haber este otoño, también está claro. Ya se encargan ellas de contraprogramarse y de azuzar a sus más de 40 millones de seguidores en Twitter (al momento de escribir esto, esa batalla la va ganando Katy Perry, con 42 millones, 2 más que Gaga), que con la edad media que imagino que deben tener, de hormonas para emplear en el ardor de la batalla deben andar sobradas. Quién nos lo hubiera dicho hace unos años, cuando todos pensábamos que la pelea sería Madonna vs Gaga. Aquello fue un conato y ahora ya sabemos que las actrices son otras, pero ya veremos quién es quién la gana finalmente, si es que no caen ambas en el olvido, que esa es otra.

En Hipersónica | Lady Gaga vuelve a transformarse en la portada de ‘Applause’: ARTPOP ya viene | Katy Perry lanza ‘Part Of Me’, single de la reedición de su último disco

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments