Mientras os ofrecemos una verdadera crítica al Random Access Memories (os recordamos que, por ahora lo que os hemos dado ha sido sólo un “primeras impresiones”, no creáis que la maquina se ha parado con la filtración del cuarto álbum de Daft Punk.

Así, con el “Get Leaky” del dúo galo, sólo se ha conseguido que la cosa explote, floreciendo por aquí y por allá (que para eso estamos en el mes de las flores, ¿no?, versiones, reinterpretaciones, remixes y vergüenzas ajenas varias. Es hora de echar un vistazo a lo más llamativo que hemos encontrado… por ahora.

De entrada, esto ya lo hemos visto en muchas ocasiones; alguien que necesita un empujoncito y aprovecha la canción de moda de turno para darselo. Por supuesto, unos lo hacen con más acierto que otros, y muchos quizás hagan este tipo de cosas por verdadera admiración, pero el poso que queda, lo que entresacamos los que lo escuchamos es que alguien se quiere aprovechar de la fama y del hype que otros tienen o producen.

Daughter, a falta de The xx…

Es el caso de Daughter, que en su sesión para el Live Lounge de la BBC Radio 1, se hacían una grandísima versión del socarrado ‘Get Lucky’ digna de los mismísimos The xx.

El que buscase algo más movidito que lo que han hecho Daft Punk junto a Pharell y a Nile Rodgers ya se puede ir a buscar a otra parte, que aquí no lo va a encontrar. Todo lo contrario, aquí hay melancolía y tonos sombríos para una canción más digna del otoño que de la primavera o principios del verano. Pero ojo, que saber hallar estos matices en un tema divertido y bailongo como este, tiene casi más mérito que coger los timbales y ponerse a imitar.

Cansei De Ser Sexy, ¿cansadas de no tener suerte?

Que no digo que esté mal lo de coger los timbales, como hacen los (las, ahora que sólo son féminas) Cansei De Ser Sexy, aunque si suenan tan parecido al original, quizás no nos llamen tanto la atención como Daughter, ¿no?

Claro, que si queremos originalidad, sólo hay que esperar a ver como se puede sustituir el vocoder por ladridos humanos. A ver quién les discute que por lo menos sobre el escenario se lo pasan como en la mejor de las fiestas.

The Thirst, sed de éxito

The Thirst son una banda de indie rock británica que, para que engañarnos, no han tenido demasiada suerte. Desde 2008 en que publicaran su único álbum no han publicado más que un EP en 2011 así que, para que alguien se acuerde de ellos, qué mejor que tirar de robots, ¿no?

Y oye, su versión no suena nada mal, cierto, pero tampoco es que vayamos a tirara cohetes por ella. Un poco más eléctrica y rockera, pero poco más, aunque los que critican la voz de Pharrell en el original, quizás estén más satisfechos con la de Mensah.

Postmen: la versión herbácea

Y si queremos algo original, que se salga de lo ya conocido; si lo de Daughter nos parece demasiado triste, o simplemente el tono funky no es lo nuestro, tal vez, y sólo tal vez, los que den con la tecla exacta sean Postmen, una banda holandesa que se dedica al reggae.

Si el tema de Daft Punk ya es bastante festivo tanto por su música como por su temática, un pequeño giro hacia la música jamaicana por excelencia aderezado con algo del producto típico de las coffee shops holandesas puede ser el empujoncito definitivo. Decir sólo que no, que el de los teclados y la chaqueta blanca no es Nile Rodgers y que esperamos que la chica embarazada no haya recurrido a ninguna sustancia herbácea en su estado.

Pitbull, hasta en la sopa

Hasta ahora habíamos ido más bien en serio, pero con esta empezamos con las versiones “chorra”. Esta precisamente ni es versión ni es del todo chorra; sólo nos hace falta echarle estómago para aguantar los primeros segundos en los que Pitbull no ha querido perderse la fiesta.

En ellos, el omnipresente rey de la colaboración, el “rapero” por excelencia, que parece no tener bastante con la fama que ya acumula por sí mismo, ha querido meter una de sus rimas y su toque de chulería habitual con ese “pueden decir lo que quieran, pero yo hago lo que ellos no pueden”. Justo lo que necesitaba ‘Get Lucky’, aunque Pitbull no necesita suerte, al fin y al cabo: él es el Chuck Norris de la música, ¿no?

Être Chanceux, la traducción

Algún francés no debe estar muy contento de que sus compatriotas escriban sus temas en inglés y ha querido ponerle remedio al asunto y ya de paso ponérselo más fácil a todos aquellos que en sus tiempos tuvieron que estudiar el idioma del país vecino en lugar del inglés.

Se agradecen sus buenas intenciones, que no sus dotes vocales, porque para falsetes malos, éste, sin discusión posible… Hay gente con muy poco sentido del ridículo por el mundo.

La Daft Kumbya

Claro que, para poco sentido del ridículo, casi tan poco como el que exhiben los autores de ‘La Cumbia De Goku’ (Youtube) tenemos también otra cumbia para los que no entiendan ni el francés ni el inglés.

En español, queriendo suerte, tenemos esta versión apócrifa capaz de saltarle las lágrimas a cualquiera (con un mínimo de buen gusto, claro). Y vosotros, ahora que queda claro que ella “danza hasta el albá”, ¿queréis suerte esta noche?

Igor Presnyakov y la bossa

Menos mal que entre los covers se pueden encontrar cosas muy dignas, como esta interpretación casi íntegramente instrumental a ritmo de bossa nova y tan sólo con una guitarra de este señor llamado Igor Presnyakov.

Vale que lo suyo es la guitarra y no el cantar, pero después de lo que hemos escuchado en francés y en español, ¿no habría que poner a este tío en un altar?

El flautista de Getluckín

Mucho menos digna es la revisión de este tipo ¿Ivan Thønder? de quien no sabemos si entiende de gaitas, pero nos queda claro de flautas entiende un rato.

Lo que tampoco sabemos es si en su país es una señal de buen gusto u hospitalidad hacerte pasar al cuarto de la lavadora, en albornoz y tocarte una cancioncilla sentado sobre un arcón congelador y rodeado de cubos y otros útiles de limpieza… Otro enigma nórdico más por resolver.

Ellie Cole, la dancing queen con suerte

Ellie Cole es otra víctima de internet. Sus 5 minutos de fama se han multiplicado y alguno de los vídeos que protagoniza en Youtube se acerca ya al millón de visitas. Ella es una chica normal, una secretaria que a diario coge el autobús para ir a trabajar, (bueno, en eso ella no es normal, tiene trabajo) y allí fue pillada in fraganti.

No sabe resistirse a mover el cuerpo al ritmo de la música que escucha con sus auriculares, y mientras que todos dicen que es a ABBA y su ‘Dancing Queen’ lo que oye mientras llega el 22, nosotros sabemos a ciencia cierta que es el ‘Get Lucky’ de Daft Punk lo que la hace moverse sin remedio… al fin y al cabo, ella si que tiene suerte; tiene trabajo.

Extra: ‘Goat Lucky’

Y como extra, dejamos lo mejor para el final, la irremediable versión cabrona. Ya os contamos como la “moda goat” estaba causando furor en el mundo de la música en Youtube con una colección de greatest hits digna de la banda con más historia, así que, ‘Get Lucky’ (o ¿debería decir ‘Goat Lucky’?) no iba a ser menos quedándose fuera.

Aquí tenéis a los robots, el cantante, el guitarrista y el ganado caprino, todos juntos y ¿revueltos? en la reconstrucción más desternillante de todas las que hemos visto del tema más quemado de los últimos meses.

Hasta aquí hemos llegado… hoy, porque estoy seguro de que, en no demasiado tiempo, podríamos volver a llenar todo un post, tan largo como este, como mínimo.

Random Access Memories en Hipersónica

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments