Siempre defenderé el primer disco de Girls por su música y por sus letras más que por la tortuosa historia interior de Christopher Owens, en la que se fijaron casi todos los medios por el morbo que da siempre eso del artista torturado.

Lo malo de fijarse en estas cosas externas es que la novedad ya no estará en el segundo álbum, por lo que el artista sólo puede hacer dos cosas: o pasar por completo de los medios de comunicación y sus obsesiones o empeñarse en hacer más grande el mito (y aquí podemos meter a todos los héroes caídos del rock y sus miserias personales, engrandecidas por los periodistas musicales).

Tiene pinta de que Owens va a tirar por hacer caso omiso de todos los que le han alabado como el nuevo artista con pasado conflictivo. Ya parecía eso cuando, en los singles de Album, Girls iban dejando algunas canciones diminutas pero deliciosas, como ‘End of The World’ o ‘Life in San Francisco’. Si os gusta el grupo y no las tenéis, ya estáis tardando.

Y, a medida que aparecen nuevas canciones que van a entrar en su segundo disco, la sensación sigue siendo la misma: la de que son un gran grupo de cosas pequeñas. ‘Oh, My Love’ es la primera vez que la oímos sonar, tocada en el dormitorio de Chris Owens, junto a un poster de Miley Cyrus. Una vez más, como en cada canción del debut y en cada declaración del grupo (o en cada vídeo; no hace falta recordar ‘Lust for life’), hay algo que no cuadra y que precisamente los hace aún más divertidos.

El nuevo disco de Girls está ya en el proceso de masterización, así que apunta que antes de final de 2010 los tendremos de vuelta. Y, oye, algunos de nosotros encantados. Veremos cómo sigue la cosa, porque, de momento, los lobos ya acechan: hace un par de meses alguien corrió el rumor de que Owens se había inventado toda la historia de la secta en la que creció cuando era niño. ¿Veis? Es lo que pasa cuando el continente importa más que el contenido.

Vía | 24Bit
Más en Hipersónica | Girls — Father, Son, Holy Ghost

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments