Golden Grrrls — Golden Grrrls: el inefable (indie) pop llamando a tu puerta

No hay comentarios

“Golden Grrrls” src=”http://img.hipersonica.com/2013/04/650_1000_Golden-Grrrls-1.jpg" class=”centro” />

Acordes simples, melodías ensoñadoras y voces inocentes, con estas premisas es difícil resistirse al todopoderoso pop, rasgos que concretamente son más asiduos en la rama twee, a la que podemos llamar ñoña, cursi o lo que os dé la gana. Pero que guarda esa esencia del pop que obliga a que te rindas ante él, una vez más. Es la marca distintiva de la música de Golden Grrrls, debutantes que vienen de Escocia bajo el sello Slumberland. Les podrás odiar por ser excesivamente achuchables, simpáticos o melancólicos; pero también les podrás querer por las mismas razones.

El indie pop que le gusta a Slumberland

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=3683067769/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

El trío ya había editado algún single y algún cassette, pero ha sido en este año cuando han dado el salto con su primer LP, el cual contiene algunas de las canciones que ya habían editado anteriormente. Y lo han hecho con Slumberland, el sello que, en efecto, también rige los destinos de Veronica Falls. Es inevitable echar la vista a los compañeros de discográfica londinenses, pues no son pocas las semejanzas que guardan entre sí: coros, estructura de las melodías, forma de tocar la guitarra…

A pesar de que en ocasiones parece que el debutante trío le haya robado alguna canción a Veronica, su fórmula es más simple aunque compartan modus operandi, y también prefieren añadir ciertas pinceladas de noise cuando les apetece romper la nítida melodía pop. Hay puntos comunes en las referencias como la C86, o las guitarras orgánicas del indie pop neozelandés de The Chills, pero Golden Grrrls tiran por el localismo y toman prestada la bella orfebrería pop de Belle & Sebastian o las pinceladas noise de The Pastels. Siguiendo el hilo de esta última influencia, sobre todo podemos encontrar reminiscencias claras a las americanas Tiger Trap, que además publicaron un split en Slumberland, un sello que siempre ha apostado por el indie pop y los derivados twee o jungle.

En Golden Grrrls encontramos esos motivos por los cuales el pop siempre vuelve triunfante. Cuando le has dado varios portazos en la cara porque le has puesto los cuernos con la electrónica, el post-rock, la techno-salsa o cualquier otra furcia indecente, siempre acaba por llegar a tus oídos para que te reconcilies con él. Después de sufrir en ocasiones a grupos que te dan ganas de conocer en persona para amputarles las manos, llegan grupos como este trío de Glasgow para edulcorar tu cabeza y rodearte de composiciones pegadizas, angustiosas, melancólicas o lo que tu cerebro pida en ese momento. El (indie) pop siempre ha estado ahí, esperándote al otro lado de la puerta.

Delicioso, pero podría haber sido mucho mejor

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=181137516/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

El álbum alberga canciones simplemente estupendas. Dentro de la simpleza en su forma de tocar, encuentras esas sensaciones que sólo este maltido ñoñopop puede darte. Pero precisamente es el continuo uso de esta arma lo que hace que el trabajo tenga puntos flacos. Después de un prometedor arranque, el nivel de las canciones va palideciendo en la parte central, hasta remontar en el tramo final. Y es una auténtica pena, porque tiene momentos muy disfrutables, como cuando abren el álbum con ‘New pop’ y esos deliciosos coros capaces de noquear a un motero del infierno. Sensaciones similares al tema posterior, ‘Past Tense’, donde se disfrazan de unos Vaselines sin el filtro indierocker.

La fórmula brilla con bastante lucidez en los fragmentos mencionados, pero cae en la monotonía en temas rimbombantes y simplones como el de ‘Take Your Time’ y en esas letras tan sencillas que se le han criticado al twee pop. Pero lo que nadie les puede quitar es la frescura, honestidad y buenas vibraciones que transmiten en sus composiciones. Un buen método para no caer en posibles amagos de linealidad es acudir a los singles, pues al tener sólo dos canciones cada uno no hay posibilidad de sufrir algo de monotonía. De hecho, allí esconden algún corte muy bueno como es el caso de ‘The Red Sea’, que hubiera venido muy bien al disco para subir la calidad y para combatir la simpleza de la que a veces peca.

Después de rajar un poco, como son jóvenes y aún tienen mucho por demostrar, me voy a permitir el placer de caer en el más absoluto onanismo con el mejor corte del trabajo: ‘Date It’. Una canción que concentra todas las características del indie pop que viene a rescatarte cuando habías renegado de él por simplón y alegre; es para tenerla en bucle horas. Asimismo, ayuda a cerrar el disco con una grata sensación al emparejarla con la cálida ‘We’ve Got…’, que podrían habérsela robado a Veronica Falls perfectamente.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=3740619817/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

Golden Grrrls es un trabajo más que decente con las referencias obligatorias del género, que goza de esas buenas maneras que hacen grande al pop y que se sobreponen a las críticas más crueles del ñoñismo, pero me queda esa sensación de que podría haber sido un disco mucho mejor, introduciendo algunas canciones de los singles y acudiendo menos a la manida técnica. Pero lo mejor es que acaban de empezar y tienen margen para ofrecer un disco más equilibrado; tienen temas altamente adictivos, pegadizos e infinitamente disfrutables. Lo que le pedimos al pop.

Sitio oficial | Bandcamp