Anuncios

Gorguts — Colored Sands: el maestro aprendiendo de sus discípulos

El Metal Extremo ha desarrollado una grandísima evolución hasta nuestros días, es un hecho más que evidente y se potencia gracias al desarrollo de las escenas locales y el enriquecimiento entre músicos y amantes de la música, pero también cabe destacar la importancia que tienen ciertas bandas clave en la metamorfosis del género. Desde bandas pioneras como Venom o Celtic Frost hasta actuales como Opeth en el Death Metal. La banda que hoy nos ocupa se encuentra entre tan prestigioso grupo: los canadienses Gorguts.

Corrían tiempos duros para el Death Metal en los noventa, cuando vio como su popularidad descendió para dejar lugar a otras vertientes que estaban pegando fuerte por entonces, viendo también como grupos como Gorguts acabaron rescindiendo sus contratos con los grandes sellos discográficos (Roadrunner en el caso de los canadienses) en favor de las nuevas modas. Al género y a sus grupos no les quedó más remedio que volver al terreno underground, teniendo la oportunidad de reinventarse y darle una vuelta de tuerca a su sonido.

Gorguts, aclimatándose a la actualidad

En el caso de Gorguts, esta oportunidad se cristalizó en el seminal Obscura, disco imprescindible dentro del Death Metal Técnico. Los canadienses llegaban de una carrera caracterizada por un Brutal Death Metal a la altura de gente como Suffocation, pero tras la ruptura de su contrato y su vuelta a los terrenos underground, retorcieron su estilo dotándole de más complejidad y oscuridad. Un disco que fue un hito para el Death Metal Técnico y para el Metal Extremo en general llegando a un nivel de intensidad y vanguardismo difícil de ver en bandas de ese estilo.

Con dicho disco y su sucesor, From Wisdom to Hate, se convirtieron en objeto de culto, sobre todo tras disolverse en 2005. Luego llegaron los herederos de su estilo, desde los más evidentes como los neozelandeses Ulcerate hasta grupos de Black Metal como Deathspell Omega. Ahora, en pleno 2013, el grupo regresa con nuevo disco bajo el brazo, cinco años después de su reunión por parte de su líder, Luc Lemay, y acompañado de nuevos pesos pesados con los que seguir donde lo dejaron en su último disco. Sin embargo, el ambiente y el momento temporal es diferente con respecto a cuando lo dejaron.

Colored Sands, el paso adelante que necesitaba el sonido de los canadienses

Para empezar, sus sucesores han conseguido prolongar su legado y dar un paso adelante en sus evoluciones muy atractivo. Un paso que se suponía iban a dar Gorguts en su siguiente álbum. Escuchando Colored Sands, se nota claramente que lo han dado, pero han ido en una dirección que sus sucesores, por ejemplo Ulcerate, ya han tomado. Ahora mismo, tiene mucho sentido decir “Antes Ulcerate sonaban a Gorguts y ahora Gorguts suenan a Ulcerate”. Los alumnos han superado a su maestro y a este le toca aprenden de ellos.

Es difícil ver como tu protegido ha terminado superándote, pero no hay nada más satisfactorio que ver que puedes aprender mucho de él. Gorguts lo han hecho. Aunque Lemay cita la influencia de Opeth o de The Incident de Porcupine Tree, pero realmente se ha inspirado en sus herederos. Hasta se le puede ver en algunas fotos promocionales con una camiseta de Deathspell Omega (actuales compañeros de sello discográfico, Season of Mist).

Una pieza compleja, bruta y muy bien producida

Pero lo que destaca por encima de todo es que estamos ante un álbum realmente bueno, con una ejecución impecable y un avance en el sonido de la banda, mostrando además que aun tienen mucho que ofrecer para el Death Metal. Colored Sands representa el camino medio entre los Gorguts de la década pasada y los del futuro. El abrasivo Death Técnico del pasado adquiere más matices progresivos, pero sin dejar de lado el amor por las guitarras pesadas y disonantes con una fuerza impresionante. Por no hablar de una producción de altísimo nivel y muy cuidada, tanto que no parece propia de un disco de Death Metal.

Tras un impresionante arranque como el de ‘Le Toit du Monde’, Gorguts desarrollan un disco retorcido y muy complejo, con cierta tendencia a los desarrollos atmosféricos y densos, como se ve en ‘Forgotten Arrows’. En el tema homónimo desarrollan una progresión de altísima calidad con un nivel técnico incuestionable. Pero lo que queda claro es que este es un álbum más experimental que cualquiera de su carrera, como demuestra el toque sinfónico dominado por los instrumentos de viento que hacen en ‘The Battle of Chamdo’. Luego presentan una auténtica orgía de destructivas guitarras y apabullantes blastbeats como los de ‘Enemies of Compassion’ o la opresiva lentitud de ‘Absconders’ con un desgarrador canto gutural de parte del señor Lemay, con el que hay que quitarse el sombrero en este disco.

¿El verdadero disco del año?

Si eres visitante asiduo de Rate Your Music te sonará bastante tanto este grupo como este disco. Efectivamente, ahora Colored Sands encabeza el Top de este año de dicha página. Numerosas preguntas surgen para todo el melómano confuso y curioso. ¿Verdaderamente este disco merece la pena más que los discos de Boards Of Canada, Sigur Rós o Run The Jewels? Rotundamente sí. ¿Es merecedor indudable de dicho puesto? Probablemente no. No es un disco que aporte un aire nuevo a su género, ni que suponga una revolución del Metal Extremo en general. Es más, lo más probable es que no sea el mejor disco de Metal que escuches este año.

No obstante, aunque no sea verdaderamente significativo o trascendental en un Death Metal un tanto anquilosado en los últimos años, sí que supone un punto de referencia en la discografía de uno de los grupos más importantes del Metal Extremo de los últimos veinte años y nunca lo suficientemente alabado. En su quinto disco de estudio, Gorguts muestran que aun no han dicho su última palabra y puede que tengan mucho que decir en el futuro. Nadie les puede negar a estos viejos sabuesos que aun saben morder.

Tracklist de Colored Sands

Anuncios