“Gorguts en Murcia” src=”http://img.hipersonica.com/2014/04/gorguts-murcia.jpg" class=”centro” />

Lo voy a reconocer, tenía muchas ganas de asistir a este concierto. Muchísimas. Pocas veces se alinean tanto los planetas para que una banda mítica dentro del Death Metal del calibre de los canadienses Gorguts se termine pasando por una ciudad tan poco céntrica o cosmopolita en comparación con ciudades que suelen ser parada obligada cuando un grupo extranjero pasa por España (véase un Madrid o un Barcelona). Como para no apuntar bien en rojo la fecha en el calendario.

Y si encima vienen para presentar Colored Sands, su regreso a la actividad discográfica tras doce años de inactividad, con la muerte de un integrante y una separación temporal de por medio, y que volvió a poner a Gorguts en la primera línea de la vanguardia deathmetalera junto con discípulos de sus enseñanzas como Ulcerate. Sólo faltaba que el directo fuera igual de potente y bueno que el disco y ya me tendría ganado.

El calentamiento vino de parte de los estadounidenses Misery Index. Circunstancias que no vienen al caso me impidieron gozar del principio de su actuación, pero pude llegar para disfrutar de la que (estimo) fue la segunda parte de su set. Mentiría si dijera que controlo mucho su trabajo de estudio, así que tampoco tenía muy claro qué me encontraría (blanditos no serían, teniendo en cuenta quien era el cabeza de cartel), pero su Deathgrind de altísimas revoluciones, sin ser especialmente innovador, me resultó lo suficientemente energético e interesante para buscar con posterioridad sus discos publicados y estar atento ante el inminente The Killing Gods, que sale este mes de mayo. A pesar de que no he podido disfrutarlos al completo, les doy buena nota a los de Baltimore.

Sobresalientes ejecutores y un Lemay estupendo como frontman

A los que sí pude disfrutar enteritos, incluso ya los oía en las pruebas de sonido previas, fueron a Luc Lemay y los suyos. Mientras yo esperaba tranquilamente al lado de la barra mientras el discjockey de la sala pinchaba a Motörhead para amenizar el tiempo de espera, se pudo oír a la banda probando su sonido a un volumen tan fuerte que enmudeció al mismísimo Lemmy Kilmister. Mi pensamiento posterior a tal escena no fue otro que: “vaya, esto va a ser tremendo”.

Y vaya que sí lo fue. Ni un minuto tardaron en destrozar sus guitarras para tocar los disonantes y enfurecidos riffs de ‘Le Toit du Monde’, que en vivo y en directo sonaban aún más bestiales y directos. No bromeo. Temblaba hasta el suelo de tal despliegue de decibelios. La ejecución por parte del cuarteto fue impecable. Me parecía increíble la exhibición que estaba haciendo Patrice Hamelin a la batería, y la dupla de guitarra y bajo a cada lado de Luc Lemay no daba punzada sin hilo a la hora de tocar.

Pero si había alguien verdaderamente sobresaliente fue el propio Lemay. Visceral tanto con la voz como con la guitarra y estupendo en su labor de frontman, interactuando con el público de manera bastante amable para alguien capaz de pegar tales growls y buscando que los que estábamos ahí lo estuviéramos gozando. Y así era. Una magnífica lección de Death Metal técnico directa a la boca del estómago con el que headbanguear y maravillarse. Hubo tiempo para dar un buen repaso a Colored Sands y rescatar temas de discos tan buenos como The Erosion of Sanity y Obscura. Aunque se me hizo un poco corto, magnífico concierto. De esos de los que te va a costar olvidarte.

Gorguts en Hipersónica

* Gorguts — Colored Sands
* Gorguts pasarán por España para presentar Colored Sands

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments