“Gossip” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/GossipJN.jpg» class=”centro” />

Cuánto daño están haciendo los ochenta, y eso que hace treinta años de aquella época, complicada y rica a partes iguales. Gossip ha bebido los vientos del synthpop de los años de Cindy Lauper y compañía, servidos en copa de oro por el productor de A Joyful Noise, Brian Higgins. Que en su currículum figuren gente como Girls Aloud se relaciona directamente con el sonido que encontramos en este nuevo disco de Gossip: un salto más o menos descarado hacia el lado más pop con tinte comercial y sintetizador al por mayor.

Un cambio de acera visible desde el comienzo

Eso afirma parte de la crítica, concretamente la que defiende el trabajo realizado en A Joyful Noise. Qué queréis que os diga. Parece obvio que la banda de Beth Ditto ha coqueteado siempre con el lado más frívolo de los ochenta; pero una cosa es un tímido guiño patente en algunos temas muy puntuales, y otra cosa es la inmersión a pulmón que han hecho en su quinto álbum.

Quienes lleguen a él, estimulados — y con razón — por el divertidísimo, peleón y excéntrico Music for Men, se darán de bruces con una banda que conserva muy pocos elementos del camino que los ha traído hasta aquí. Creo que sería casi imposible calificarlos como una banda indie rock, uno de los logros que pretendían conseguir con este trabajo, el primero para el que han recurrido a un productor con una trayectoria principalmente caracterizada como comercial.

Atrás dejan a Rick Rubin, el responsable del barniz en su anterior álbum, entre cuyos habituales están Johnny Cash, System of a Down o Weezer, y que parió junto a Adele su superventas 21. Un productor que esencialmente trabaja con grupos de rock y que, por tanto, encajaba como anillo al dedo en el entorno de Gossip. Sin embargo, Higgins se ha centrado en aproximar al grupo a un posible cortejo del gran público, motivado por el omnipresente revival de los ochenta y, en general, de la electrónica como cristal a través del cual filtrar cualquier estilo con intenciones comerciales.

A Joyful Noise se aparta casi diametralmente de un buen número de temas de la banda, y en general, del estilo al que nos tenían acostumbrados. Si es cierto el intento por conquistar al gran público, mucho me temo que habrían tenido infinitamente más éxito si hubieran incluido algún hit potencial como era aquel sensacional ‘Heavy Cross‘. Sin embargo, la homogeneidad del disco, a un nivel más bien bajito, con algún que otro pinchazo, no contiene prácticamente ningún pelotazo, necesario para subirse a las radiofórmulas. La excepción, quizá única en este aspecto, es ‘Moving In The Right Direction‘, con clarísima influencia del estilo madonnesco.

https://www.youtube.com/embed/_xsZ2Ajxq90

Vídeo | Youtube

Este tema es perfecto para arrear en las listas de éxitos y entrar a pelearse con un buen número de compañeros que hacen exactamente lo mismo. Sin embargo, con este tema se queman todos los cartuchos en lo que a hitazos se refiere.

Una buena parte del resto del tracklist, por desgracia la mayoría, se centra en hacer del sintetizador la nueva panacea. En ‘Get A Job‘, a la que al menos se le puede atribuir el que es bastante más reconocible en lo que a estilo se refiere que sus compañeras, la simplicidad de la letra, en comparación con la irónica quemazón que ejercita Ditto cada vez que abre la boca echa a perder el resultado.

https://www.youtube.com/embed/n3zi-Lce8gY

Vídeo | Youtube

El estribillo popero de ‘Involved‘ desconcierta por lo inesperado. De nuevo, volvemos a estar entre dos aguas, Gossip siguen estando por ahí, en alguna parte bajo la tonelada de manos de llana en arreglos y producción, pero desaparecen tras las estrofas para llevarnos a 1987.

https://www.youtube.com/embed/9gf6nyiXVCk

Vídeo | Youtube

Reminiscencias de lo que mejor hacía Gossip

Lo que posiblemente peor se lleva de A Joyful Noise es que no comienza como el disco que más tarde se termina descubriendo, relleno prescindible incluido. ‘Melody Emergency‘ apenas deja intuir en forma de dosificadísimo sintetizador lo que nos espera. Condensa el lado más crudo, más próximo a lo que se hacían antes esta gente, en un ritmo denso, caliente, en el que la Ditto luce como mejor sabe hacerlo.

https://www.youtube.com/embed/nmdtOtyqQyQ

Vídeo | Youtube

Después llega ‘Perfect World‘, que ya se ha tirado de cabeza al lado ochentero de la vida, pero en el que Ditto salva los trastos con un estribillo adherente que no terminaría de desentonar en Music for Men. En el resto del tracklist aparecerán momentos puntuales de figurado arrepentimiento, como en ‘Into The Wild‘ o ‘Casualties of War‘. Pero ninguno tienen la pegada que tenían los cortes que encontramos en su penúltimo disco.

https://www.youtube.com/embed/A3JuAMOJK70

Vídeo | Youtube

¿Qué ha pasado con Gossip? ¿Han decidido pasarse al lado más chungo de la música? La propia Beth Ditto reconoció que no estaba mal que la crítica estuviera de su parte, pero que tampoco harían de menos tener algún que otro hit más popular. No sé hasta qué punto este cambio de estilo ha venido motivado por el deseo del triunfo en las grandes arenas de la música comercial, pero si ha sido por eso o por verdadera evolución personal, el resultado no me hace más que desear que vuelvan a lo que sí saben hacer. Este ejercicio, sin ser pésimo, es tremendamente prescindible, tibio, aburridamente uniforme por momentos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments