Con millones de copias vendidas y millones de reproducciones online, con su presencia en listas de las mejores canciones de todos los tiempos de medios como Rolling Stone, Q Magazine, VH1 o Pitchfork, con infinidad de apariciones en diferentes vertientes de la cultura popular, es imposible no hablar de ‘Sabotage’ como el mayor éxito de Beastie Boys.

No es de extrañar tampoco que dicha canción acabe ocupando un punto pivotal en su libro y, en consecuencia, de su documental Beastie Boys Story. Y como estos días estamos muy a tope revisando la obra del trío, hemos decidido repasar cómo se llegó a gestar el hit más importante que jamás han fabricado.

El origen

[Adam] Yauch llegó un día con esta idea para una canción donde el bajo distorsionado estaría tocando todo el rato y nosotros haríamos todos estos golpes y paradas para generar suspense y drama.

En el documental, Mike Diamond recuerda un día donde entró en el estudio que la banda poseía y encontró a Yauch con el bajo improvisando este riff tan grueso y hardcore. Su reacción fue ponerse en la batería y continuar con el ritmo marcado por MCA y terminar de darle forma. Adam Horovitz entra finalmente con la guitarra y perfilan una pieza instrumental potente.

Faltaba, claro la letra. Al trío le costaba encontrar algo que terminase de encajar con el pepino que tenían entre manos.

La letra

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre a quién iba dirigido estos urgentes ramalazos de furia que lanza Ad-Rock en la canción. En el propio libro del grupo detallan cómo a Horovitz se le ocurrió gritar una serie de improperios a su productor, que se encontraba algo harto del proceso de grabación que estaban teniendo.

Mario Caldato, Jr. se encontraba frustrado ante la incapacidad de los Beastie Boys de terminar y tomar decisiones definitivas con nada. El grupo le lanzaba ideas como colocar un sample de Queen Latifa sobre la pieza, pero Horovitz se le ocurrió la solución:

Estábamos completamente indecisos sobre qué, cuándo, por qué y cómo terminar las canciones. Mario se estaba frustrando. Esa es una manera tranquila de decir que se le encendía la mecha, se enfadaba con nosotros y empezaba a gritarnos que teníamos que acabar algo, lo que fuera, una canción. Él imponía piezas instrumentales horribles que habíamos hecho para poder tener algo que se acercase a algo completo.

Decidí que sería gracioso escribir una canción sobre cómo Mario nos estaba frenando a todos, que estaba tratando de enredarlo todo, saboteando nuestro gran trabajo de arte.

El vídeo

La guinda del pastel para el éxito rotundo de ‘Sabotage’ fue el icónico vídeo que, a día de hoy, sigue siendo uno de sus más populares. El grupo se alió con el director Spike Jonze y acabarían teniendo esta idea que sería un homenaje/parodia de todos estos dramas policiacos de los 70: Hawai 5-0, Los hombres de Harrelson, Baretta, Starsky y Hutch, Las calles de San Francisco.

Habíamos hecho vídeos donde la gente de producción llegaba con presupuestos elaborados, y entonces se empezaba a sentir raro en el set. Así que le pedimos a Spike que trabajáramos sólo con un par de personas, de manera que toda la producción cupiera en una furgoneta. Entonces nos moveríamos por Los Ángeles sin permisos de ninguna clase y lo haríamos todo sobre la marcha.

Así, con unas cuantas pelucas baratas, mostachos falsos, gafas de sol prominentes (también para Jonze, aunque no fuese a estar delante de las cámaras), y mucho cachondeo se logró esa joya que sigue siendo infalible. Quitando que el director se cargó un par de cámaras en el proceso (una al sumergirla en agua sin protegerla más que con una bolsa de plástico, y otra destrozada en una escena rodada a alta velocidad) y terminó inflando el presupuesto, todo salió como la seda y el resultado lo muestra.

Revisión Beastie Boys en Hipersónica

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments