Segundo día del Groovadelia Festival en la sala El Sol de Madrid. Tras la primera jornada en la que predominó el Jazz-Funk y James Brown, tocaba acelerar un poco el ritmo.

Para ello, los encargados fueron dos grupos: Fix This y The Cherry Boppers. En esta ocasión, con la Semana Santa iniciada para algunos, con sus respectivas vacaciones, el público no acabó de llenar la sala, aunque a medida que avanzó la noche la afluencia de gente fue mayor.

Fix This

El apoyo en una buena voz femenina necesita de muy poco a su alrededor para lucir bien. Fix This cuentan con Lorali como principal valor y ella sola puede rescatar a los temas. Si encima tiene una compañera a las voces, Ele, tambien con una gran voz, la apuesta es segura.

El grupo toledano ofreció una versión elegante del sonido negro en su vertiente más Soul, César Merino al bajo llevó el ritmo en todo momento junto a los riffs de la guitarra de Nacho Cherokee. De entre todas las canciones que tocaron, 13 en total, dedicaron una versión animada de ‘Histoy Repeating’ de The Propellerheads junto a Shirley Bassey.

No tienen miedo a mezclar idiomas y hasta aparece el francés en temas como ‘Sur Le Chemin’ o ‘Rouge’, donde la flauta travesera tuvo su momento del concierto.

The Cherry Boppers

Al grupo que más ganas tenía de ver de todo el festival eran The Cherry Boppers a quienes desconocía hasta hace poco y que con motivo de ver el cartel del Groovadelia Festival me llevé una buena alegría tras escuchar sus canciones en estudio y sus directos por YouTube.

La sala El Sol ya había alcanzado una buena afluencia de público, sin llegar al lleno absoluto, pero con muy buena entrada para el tipo de noche que era ayer. La duda estaba en si esa vitalidad de los bilbainos era tal. Ellos mismos, con una formación multitudinaria (dos guitarras, un bajo, unos teclados, un saxo, una trompeta y un trombón) se encargaron nada más empezar de hacernos bailar a todos.

Funk instrumental rápido y contagioso que intercala muy bien los juegos de los instrumentos, en especial el Hammond de Ignatius Jhonny con el bajo de Lando Stone o la guitarra afilada de Xixo Yantani, aportando riffs más rockeros, de la escuela de Sly & The Family Stone. Si a esto le sumamos la chulería del Funk bien llevada del Reverendo John Howell, quien dejó la trompeta de lado en algunos momentos del concierto para coger el micro e incitar al público entre bajadas del escenario y gritos prestados de James Brown, a quien versionaron con uno de sus singles conocidos, pero cuyo título ahora no consigo recordar.

Al final fue tal la energía que alcanzaron que consiguieron que muchos de los asistentes no parásemos de movernos a su ritmo. Si en ese momento hubiesen versionado el clásico de Parliament, ‘Give Up The Funk’ (YouTube), la sala se hubiese venido abajo coreando el estribillo: “Ow, we want the funk / Give up the funk / Ow, we need the funk / We gotta have that funk”. Un gran concierto.

Más en Hipersónica | Groovadelia Festival 2010: SpeakLOW + Mamafunko: James Brown siempre presente

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments