Otro de los grandes que se nos va, cuando por su edad no le tocaba. Esta mañana Gary Moore ha aparecido muerto en la cama de una de las habitaciones del lujoso Kempinski Hotel Bahía de Estepona, en nuestro país, a los 58 años de edad.

Una noticia que nos pilla a todos por sorpresa y es que nadie podía esperarse el fallecimiento de este gran guitarrista irlandés que permanecía en activo, publicando discos y saliendo de gira por todo el mundo. El año pasado, sin ir más lejos, dio varios conciertos en nuestro país.

Recordaremos siempre su paso por Thin Lizzy, aunque probablemente su mayor éxito lo alcanzó en solitario acercándose al blues a principios de los noventa en ese Still Got the Blues que arrasó en todas las listas internacionales con temas como el que da nombre al disco ‘Moving On’, ‘King Of The Blues’ o ‘Walking by Myself’. Una pena, un día negro para el blues y el rock. Descanse en paz

Vía | BBC