Ha muerto Scott Walker, el crooner que quiso ser tu infierno musical

Scott Walker muere
Scott Walker muere

A los 76 años nos ha dicho adiós Scott Walker, una de las figuras más imprevisibles de la música británica. Estrella absolutamente masiva del Reino Unido en su juventud con los Walker Brothers, decidió dejar aquellas joyonas pop en la cima y dar el salto mortal hacia lo imprevisible, lo terrorífico, lo malrollista o lo romántico-pero-no-como te lo esperas.

Con gran tristeza anunciamos la muerte de Scott Walker. Tenía 76 años y deja una hija, Lee, su nieta, Emmi-Lee, y su pareja Beverly…

Scott Walker: perfecto ya de joven

Su obra más venerada es Scott 4, la primera gran rotura de cintura de su carrera, que comienza con la bellísima y oscura ‘The Seventh Seal’ y deja claro cómo un crooner puede reinventarse en cada segundo de un disco. A veces más dulce y cercano a la melancolía de Love, otras directamente amarguísimo, lo que hay en Scott 4 es también lo que va dejando en el resto de su carrera, sólo que allí Scott Walker aún mantenía la necesidad de ser absolutamente escuchable. Su marchamo pop era indudable.

Tras aquella obra maestra, Scott Walker se pasó casi diez años, entre 1974 y 1983, sin decir ni mú. De aquella travesía por el desierto nace Climate of Hunter, atonal, oscuro, disonante, enfermo. Hermoso también. Una obra que quería ser algo totalmente distinto, que a ratos suena como la BSO perdida, desechada, de Blade Runner. Y aunque Walker intenta ir más y más lejos, no lo consigue del todo, en un disco muy árido.

Diez años de descanso entre cada nuevo Scott

Difícil , pero no tanto como Tilt o The Drift, los puto locurones con los que regresó en los 90s y en los 2000s. Ninguno de los dos es una obra directa, inmediata, que puedas recomendar sin miedo a que la persona después no quiera volver a pedirte opinión en la vida. Casi delirios más que música (los 12 minutos de ‘Clara’, haciendo metáforas líricas y sonoras con la muerte de la amante de Mussolini, son aún lo más desasosegante de estos últimos 20 años), son hermosos, absolutamente hipersónicos. Muchos de aquí les amamos; muchos los odian por igual. De Bisch Bosch ya os contamos la necesidad que teníamos de hincarle el diente, de su colaboración con Sunn O))) sólo podía salir lo que salió.

Sea como sea, algo en Scott Walker hizo click en un momento determinado y el crooner adolescente de vozarrón que influenció hasta la nausea a grupos como Tindersticks o The Divine Comedy, se convirtió a partir de los 80 en un evento en cada disco, algo tan difícil de asumir o digerir como cada reencarnación de Swans.

Una selección de canciones de Scott Walker

¿Queréis empezar por algo? La parte más clásica tiene temazos, más allá de que te pones Scott 4 del tirón y sólo puedes ponerte de rodillas:

  • Duchess  
  • The Seventh Seal  
  • Jackie
  • The World’s Strongest Man  
  • The Old Man’s Back Again 
  • It’s Raining Today  

La parte más árida, la que llega tras Climate of Hunter, tiene también canciones inolvidables. Temas. O algo:

  • Farmer in the City
  • Clara
  • Cossacks Are
  • Patriot (A Single)
  • Track Three
  • Epizootics!
  • Jolson and Jones

Adiós, Scott. Si hasta a David Bowie se le caían los huevos al suelo al ver cómo le felicitabas su cumpleaños, qué te vamos a decir nosotros.


Anuncios