Anuncios

Have a Nice Life — The Unnatural World

A pesar de tratarse de actos más que superados en la actualidad, a occidente no nos conviene lo más mínimo obviar la brutalidad de la persecución religiosa que ejercimos en nuestro pasado, pues, como sabéis, no aprender del pasado puede significar repetir los mismos errores en el futuro. La Santa Inquisición española o las míticas cacerías de brujas en norteamérica en tiempos de la colonización constituyen algunas de las mayores aberraciones realizadas por el ser humano en pos de mantener la hegemonía de una creencia, con el objetivo de ocultar, o eliminar, al diferente y lograr que su sacrificio se torne en ejemplificador ante el infiel.

Hogueras, lapidaciones o torturas sádicas y ejemplarizantes constituyen el núcleo de la actividad censora y correctiva ejecutada por la iglesia como institución o como congregación de individuos. Probablemente más organizada en la España medieval que en los Estados Unidos de la expansión británica, en ambos casos la inquisición religiosa supuso la creación de una mitología tapada a golpe de versículo en nuestro país pero aceptada y distribuída sin ambajes por una sociedad menos férrea en la creencia como es la norteamericana.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:4BrAkmgwwHfDoEbhx3w5ur

Fruto de esa actitud más abierta y una inclinación, a veces comercial, a veces didáctica, del norteamericano al respecto de la explotación de sus raíces, es su interés por difundir, recrear y, por supuesto, criticar uno de los pasajes más oscuros, y no sólo por el aspecto trágico, de su breve historia. Muchos han sido los artistas que se han apoyado en la mezcla entre mitología e historia que supone el ocultismo, pero pocos lo han hecho desde una perspectiva tan estudiosa pero cruda al mismo tiempo, tan literaria a pesar del aspecto multidisciplinar de su obra, como Dan Barret y su grupo Have a Nice Life.

De historia y mitología

Mientras que en su debut Deathconsciousness se apoyaban, en apariencia, en la intransigencia ideológica que supondría el asesinato de Jean Paul Marat por parte de sus detractores girondinos, de cara a este segundo álbum Dan Barret y Tim Macuga son menos sutiles a la hora de referirse a la mitología de la persecución religiosa y a la brujería a pesar de que, en esta ocasión, The Unnatural World no se configura como un álbum conceptual.

https://www.youtube.com/embed/p4RBHCsLLI8

A pesar de esto es constatable que espiritualmente el segundo álbum de Have a Nice Life entronca con lo mostrado por el homónimo álbum de Giles Corey (proyecto personal de Dan Barret), donde uno de los más trágicos episodios de la cacería de brujas en Salem y la tortura por aplastamiento al granjero suponen el punto de partida y el ecosistema en el que se desarrolla la obra. Las referencias a la brujería y el mundo gótico persisten, pero en esta ocasión se muestran como si de una exposición más del Museo Warren se tratase (localizado precisamente en Conneticut, de donde es originario el dúo), como si fuesen uno más de los lugares que encierra el universo de Have a Nice Life.

El caso es que Barret y Macuga dejan claro que no dejan nada en manos del azar o la providencia, construyendo en The Unnatural World un álbum que no sólo respeta en lo lírico a la fuerte mitología de la que proceden, sino que visten a sus historias de brujería, pesimismo gótico y agonía existencial y nihilista de una banda sonora rocosa y asfixiante, sepultándonos en su universo como el granjero Giles Corey fue sepultado hasta morir asfixiado en los sangrientos juicios de Salem.

Menos picos y valles y más meseta

Centrándonos en el aspecto estrictamente musical, The Unnatural World se presenta ante nosotros de forma más trágica que Deathconsciousness, respetando sus mismas constantes pero aumentando la carga ceremonial y restando la presencia de sonidos más limpios como el Folk, el cual en el debut llegaba a ser protagonista por momentos. La atmósfera sigue siendo asfixiante y embriagadora por falta de oxígeno y abundancia de dióxido de carbono, pero la ejecución se torna más pesada en esta ocasión, más polvorienta y más impactante en conjunto.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:4sDgM2MqUabaSiFDhx0qSV

Manteniendo entre sus referencias al Shoegaze de My Bloody Valentine, el Post Punk de Joy Division o la suciedad Post de Swans, Have a Nice Life aumentan la carga de polvo y suciedad Drone, respetando la ya reconocible oquedad de la base rítmica pero sumando distorsión y revoluciones a las guitarras, las cuales siguen oponiéndose a las dos caras de la sección vocal, mostrando la ingenuidad del que agoniza inocentemente o la opresiva majestuosidad del que administra el castigo.

Editado por el sello perteneciente a Dan Barret, Enemies List, y The Flenser Records, la continuación de Deathconsciousness compensa el sentimiento de dispersión que con el tiempo deja el primero, sonando más conciso y coherente a pesar de no ser un álbum conceptual y resultando, quizás, más contenido. Más de uno echará de menos la gloriosa individualidad de momentos como ‘Hunter’ o ‘Holy Fucking Shit: 40.000’, pero Have a Nice Life demuestran que The Unnatural World no es un disco de momentos, sino que se constituye como una experiencia en su conjunto a pesar de rescatar material de la demo Voids, presentada en el año 2010.

8.7/10

Injustamente apocado a primera vista por el misticismo que rodea a un disco icónico como Deathconsciousness, el segundo trabajo de Have a Nice Life se va abriendo paso con calma pero con firmeza, no desmereciendo el éxito del pasado y confirmando a Dan Barret como uno de los grandes genios de este siglo. Si me preguntáis dentro de dos meses puede que al disco le caiga el sobresaliente. Todo dependerá de si finalmente consigue que el manto de Deathconsciousness se vaya haciendo menos pesado. Es probable.

Anuncios