Anuncios

Henry Saiz — Reality Is For Those Who Are Not Strong…: realidades paralelas con house evocador

Después de multitud de epés, remixes y singles, el madrileño Henry Saiz ha debutado al fin en formato larga duración, y lo hace mostrando todas las cartas que nos ha venido mostrando estos años: refinado tech house ideal para la temporada veraniega, con ritmos cálidos, vocales femeninos y mucho groove. Se titula Reality Is For Those Who Are Not Strong Enough To Confront Their Dreams y lo ha editado él mismo con su sello, Natura Sonoris.

Tras varios años, la espera ha valido la pena

Con un título onírico, se puede intuir el contenido del álbum, en el que hace gala de las melodías suaves que siempre ha practicado, y que no están exentas de momentos de ligera épica para acabar con el cuerpo en plena combustión en la pista de baile. Algo que ya venía haciendo, ganándose prestigio internacional configurando remixes para gente como Radiohead, Jon Digweed o Tiesto. Además, no le ha temblado el pulso y ha debutado a lo grande, con un doble CD en el que se dan cita sonidos deep house, arreglos selváticos y el común denominador, el amor por la melodía.

Los dobles álbumes siempre corren el riesgo de ser una arma de doble filo, porque si no los sabes ensamblar, pueden convertirse en puro coñazo, pero más allá del minutaje, el debut de Saiz es una oda a las noches de verano, al tech house cuidado y que cuenta además con arreglos de cuerda y otros instrumentos que le otorgan una textura especial, más allá de simples producciones hechas para la fiesta. Esos detalles son nuevos en sus producciones y añaden valor añadido al disco, demostrando que este debut llega cuando tiene que llegar, en el momento idóneo de su carrera y sin prisas para la composición.

Un disco en el que se demuestra el buen estado de forma con el que cuenta hoy día España en cuanto a jóvenes productores de house se refiere. Ya sean de un ramal más baleárico o más clasicista en las formas, Talabot, bRUNA, Marc Marzenit, Dosem y él mismo (entre otros) han ayudado a crear una escena de calidad que él mismo ha ayudado a cimentar, siendo uno de los primeros en despuntar. Ahora lo corrobora con este debut que alberga cortes de desarrollos largos y en trayectoria ascendente, pero también otros que van directamente a la yugular con bases de más poso.

Reality Is For Those Who Are Not Strong Enough To Confront Their Dreams aumenta con cada escucha, aunque sin duda habrá atrapado a la primera a más de uno. El madrileño crea un ambiente en el que es fácil conectar con las emociones, y las conjuga con la trayectoria que ha llevado en años anteriores, en la que forjó su prestigio y se dedicó a coquetear entre diferentes ramas del house, ya sean ‘tech’, ‘deep’ o ‘progressive’. Muestra su parte más orgánica, la que ya lució en temas como Madre Noche, los sonidos más selváticos como los de Hello, Infinite y una más colorida, propia de otros artistas españoles como Delorean.

Una forma especial de moldear el sonido para el debut

‘Moonlight Wolf’ es el pistoletazo de salida del disco (también la criatura de la portada) y el primer corte en el que empiezan esos desarrollos en los que Saiz saca a pasear su elegancia, emanando un house luminoso que se esparce por el espacio, convirtiéndolo en un tema ideal para cualquier set al aire libre. Electrónica buenrollera para celebrar que el verano ya está aquí y que gracias a la música podemos evadirnos por unos momentos de la situación actual. Más aún si lo continúa con producciones de un corte más deephousero como ‘Sleepwalk’, melodías suaves y vocales evocadores que van a incrementar los ingresos de cualquier propietario de pub playero.

Aunque a priori parece un disco excesivamente extenso, la combinación de estos temas más livianos con otros más movidos que tienen bastante groove como ‘Of Muses And Slaves’ o gozadas como ‘Spiricom-See You Son’, donde el artista catalán logra llevar a un equilibrio entre electrónica de baile y emocional, esta sensación se puede disipar. No obstante, es inevitable que a final de la primera parte y al principio de la segunda el mismo modus operandi synthpopero puede resultar un poco lineal. Pero afortunadamente es una sensación que dura poco; después vuelven los temas que pueden funcionar bastante bien tanto en un set fiestero como en uno que tenga especial cuidado por el house refinado, como el caso de la mencionada Spiricom.

Personalmente me quedo con la segunda parte del LP, donde esculpe el house de corte más épico pero también donde trabaja más sobre los graves, creando capas sonoras profundas que van dejando lado progresivamente a que entren los vocales ensoñadores que tan bien evocan a los títulos de las canciones. Entre estas destacan el efectivo after de ‘Natura Sonoris’, la intensidad emocional de ‘Afraid’ y, por encima de todas, la cuidada y onírica ‘Hymn To Nowhere’, donde las bases y los arreglos de cuerda convergen en un final en el que Henry Saiz pone banda sonora a tu despedida más sentida.

7/10

En definitiva, el debut del productor español no ha decepcionado. Conociendo sus producciones se intuía por dónde iba a salir, pero tampoco ha sido tan ‘evidente’. Si bien sus producciones están mayoritariamente más enfocadas a la pista de baile con un tech house más frenético, en Reality Is For Those Who Are Not Strong Enough To Confront Their Dreams también enfoca algunos cortes a la discoteca, pero sin beats tan acelerados, centrado en unas melodías más cuidadas y con más alma, demostrando que lo de los djs y productores no es sólo pinchar un fin de semana para que el resto se venga arriba. También es componer concienzudamente y despertar los sentidos del oyente. Justamente lo que ha hecho en su debut, creando un universo paralelo en el que evadir esta complicada realidad.

Anuncios