Anuncios

Hexvessel — Iron Marsh: ninfas como musas y el bosque como hogar

Supongo que esto del cambio climático y que hayamos convertido nuestro planeta, nuestra casa, en un lugar inhabitable es algo que os tendrá tan preocupados como a mí. Que nuestros mares se hayan convertido en el verdadero destino de los esputos con los que rebosan nuestras fosas sépticas y que nuestros bosques hayan pasado de ser nuestro abrigo y fuente de alimento al vertedero al que van a parar todos esos embases que fabricamos y desechamos de forma compulsiva, es algo que, supongo, os quitará el sueño. Con la intención de remover conciencias y recordaros que estamos hablando de algo muy serio vienen los finlandeses Hexvessel, siendo los bosques, naturales y sobrenaturales, su principal fuente de inspiración.

Y es que esta banda finlandesa ha recurrido, muy inteligentemente, a todo lo que rodea al concepto de bosque y su relación con la mitología escandinava, utilizándolo como arco argumental de una carrera cuya progresión está convirtiendo a Hexvessel en una de las bandas más interesantes de todo el panorama europeo actual. Alegorías, mitos o escenificación de la más cruda realidad, ese es el vehículo utilizado por los de Tampere para que miremos al bosque no sólo como ese lugar enigmático en el que nos da miedo adentrarnos tras el ocaso, sino también como el lugar en el aprendimos gran parte de lo que sabemos y al que debemos todo, o casi todo lo que somos. Iron Marsh es la última constatación de todo esto.

Hexvessel: la psicodelia que viene del frío

Surgidos tras la mudanza de su líder, Mat Merney, hasta Helsinki en 2009, Hexvessel se configuraron como un grupo de Folk-Rock para el que la fusión entre las músicas de los años 60 y 70 y el misticismo natural del Folk de su país de origen son claves. Su debut discográfico, Dawnbearer, supo reflejar con brillantez todas estas influencias sin dejar de lado matices propios del Occult Rock, el cual se escondía tras los sonidos acústicos.

https://www.youtube.com/embed/7BEQKn_F46U

El año pasado lanzaron No Holier Temple, disco que tomó el Folk acústico del álbum de debut como punto de partida para un ejercicio más centrado en la psicodelia y sonidos aún más lúgubres, cercanos al Doom más clásico en algunos momentos. El sonido medieval y teatral de este segundo álbum les granjeó comparaciones con bandas de la talla de Faun o Wardruna, aparte de la consideración por sectores de la crítica especializada de que se habían alejado del Occult Rock tras la inclusión de elementos jazzísticos, el refuerzo de la psicodelia y la aparición del Rock Progresivo.

De cara a este 2013 no es de extrañar que la anterior afirmación se mantenga por parte de algunos sectores críticos a pesar de que, como sucedió en No Holier Temple, el Occult Rock no haya desaparecido ni haya dejado de ser importante, sino que la propia evolución de los fineses les ha llevado a ir planteándolo de una manera un tanto distinta.

Con tanto árbol muchos no son capaces de ver el universo

Precisamente en los ligeros cambios de planteamiento, en las diferentes perspectivas desde las que Hexvessel han contemplado el Folk-Rock en los dos discos anteriores, es donde muchos se han perdido a la hora de analizar la evolución del sonido de la banda finesa. Como si de un paseo por el bosque en una noche de luna llena se tratase, Hexvessel no se guardan nada a la hora de sorprendernos, turbarnos o sobrecogernos, recurriendo a todo tipo de argumentos que cuentan con la belleza y elegancia características del Folk de los fineses como ejes fundamentales.

The only way into the universe is through a clearing in the forest.
Find the doorway to the end of the world and go through it

Claro ejemplo de ello es el gigantesco ‘Masks Of The Universe’, tema que da inicio al EP y que, a pesar de los trece minutos que dura, se hace muy pero que muy corto ante el impresionante despliegue de Folk, Rock Progresivo y toneladas y toneladas de ácido lisérgico mientras nos recuerdan que el mundo se nos ha ido de las manos y la única solución es volver a empezar quemándolo todo con llamas purificadoras.

El tema inicial, el cual ocupa más de un tercio del minutaje del EP, marca las constantes en las que se mueven los fineses en este lanzamiento, el cual proviene del proceso compositivo de No Holier Temple a pesar de que en lo sonoro se distancie un tanto del citado ejercicio de 2012. El regrabado ‘Tunnel at the End of the Light’ llega a recordarme en cierta medida a los Opeth de Damnation, cuestión que cerca ha estado de convertirse en un leitmotif en mis múltiples experiencias con este álbum a pesar de las diferencias obvias, tanto de ejecución como de planteamiento.

https://www.youtube.com/embed/wVmdFXdBdGs

Como nota curiosa, Iron Marsh cuenta con ‘Woman Of Salem’ como sus de los momentos más brillantes, siendo el tratamiento que dan a la versión de la controvertida Yoko Ono y su magnífica inclusión en el contexto artístico del álbum la constatación del talento de la banda finlandesa y la demostración de que son una banda con un mundo propio el cual no para de expandirse a pesar de que paradójicamente, en lo lírico, no paren de resaltar que el universo se nos está yendo al carajo.

Demostración de la calidad de este largo EP, dura más de 30 minutos, es que se nos pasa volando y nos deja con ganas de más, de mucho más una vez acaba ‘Don’t Break de Curse’ entre distorsión y lamentos oníricos. Aparte de esto, la inteligencia de su planteamiento, la brillantez en lo letrístico y la riqueza artística demostradas, lo convierten en un lanzamiento que, a pesar de no ser un larga duración, va a tener una importancia tangencial no ya solo en la carrera de una banda com Hexvessel (pues confirma el status emergente de la banda a nivel europeo), sino también a la hora de destacar el legado musical de este año que aún no ha llegado a su ecuador.

8.3/10

No estamos en la época del año más adecuada para caer una y otra vez en un disco como Iron Marsh, pero quien sabe, quizás un paseo por el bosque sea la mejor forma de huir del calor asfixiante que se encuentra detrás de la esquina. Eso sí, si decidís visitar la naturaleza recordad, recoged toda vuestra basura y no dejéis rastro. De lo contrario me temo, las profecías de Hexvessel se acabarán cumpliendo.

Anuncios