Anuncios

Hijo de la Tormenta — Hijo de la Tormenta

Año decepcionante en lo tocante a psicodelia. Por fortuna, algunos discos publicados en la recta final del año han salvado, más o menos, los muebles. Uno de ellos es el debut en larga duración de Hijo de la Tormenta, grupo argentino — Córdoba — , posiblemente la revelación de la temporada. Su andadura comenzó hace dos años con cuatro canciones recopiladas en Simple 5/12 (autoeditado, 2012). Ahora, en Hijo de la Tormenta (autoeditado, 2014) han dado rienda suelta a su imaginación y el resultado es un fabuloso ejercicio que combina las mejores virtudes de diversos géneros, evitando caer en el pastiche o la repetición. Y no es cuestión baladí esta última, dada la inmensidad de bandas que, moviéndose en estos parámetros — Jam, Kraut, Space Rock — se enredan en larguísimos temas instrumentales que son incapaces de sostener. Hijo de la Tormenta se manejan con mucha más inteligencia.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4038154653/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1413198954/transparent=true/

Empecemos por lo básico: el primer disco de Hijo de la Tormenta tiende hacia el Rock instrumental, pese a que, de forma sorprendente, encontremos pasajes vocales. De especial notoriedad es el primero: ‘Viaje de Ida/Viaje de Vuelta’ anuncia, en sus primeros minutos, un nuevo disco inspirado en los antiguos héroes de la psicodelia grandilocuente, a lomos de guitarras repletas de fuzz. Sin embargo, el grupo se las apaña para, en su recta final, dar un protagonismo inusitado a su vocalista. La jugada se repetirá en otros momentos a lo largo del disco, pero no es su principal virtud. Ésta se deja entrever ya en ‘Desde la Espesura (Lado A)’ y ‘Desde la Espesura (Lado B)’: Hijo de la Tormenta también saben ser Doom, o incluso Atmospheric Sludge Metal. La enormidad de sus guitarras deriva en ello con gran naturalidad.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4038154653/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=978260962/transparent=true/

8/10

Más difícil todavía: cuando el disco parece incapaz de sorprender aún más, por momentos Hijo de la Tormenta se embarcan en los esquemas compositivos del Post-rock e introducen estupendos punteos de guitarra hijos del Rock Progresivo. Todo esto se manifiesta con especial relevancia en ‘Alienación’, canción que, sumado a todo lo anterior, se inicia con un breve discurso de Buenaventura Durruti sobre el proletario frente a la burguesía. La enorme variedad estilística de Hijo de la Tormenta, su manejo perfecto de las secciones instrumentales y vocales, su vibrante y su capacidad para mantener el listón durante todo el disco — asunto no menor si tenemos en cuenta la larga duración de las canciones — hace de ellos un grupo con todo el futuro — y presente — por delante. Son buenísimos.

Anuncios