Tan acostumbrados estamos a los estándares que los seremos humanos parecemos ovejas detrás de un perro o un pastor. Y esto lo digo porque hasta en grandes cadenas de retail de moda se han atrevido a vender camisetas a tutiplén con los logos de Ramones o de los mismísimos Iron Maiden. ¿Y si los diseños de estas camisetas fuera totalmente distintos a lo que nuestra mente está acostumbrada? ¿Y por qué no camisetas de ídolos pop en clave heavy metal?

Eso es lo que ha hecho David Ward preparando una colección de T-shirts de artistas que podríamos calificar pop, o si queréis mainstream, con un diseño que encaja perfectamente con el estereotipo que tenemos del merchandising de una banda de metal.

Las camisetas no son baratas, en Fab.com se consiguen a 30 dólares más gastos de envío, pero de verdad es que son tan bizarras que creo que lo valen. Hay un montón a escoger: a Celine Dion le ha adjudicado una imagen ‘terminatorizada’ con la leyenda Beauty And The Beast Tour, a Tom Jones un sanguinolento gato satánico con el titular What’s New Pussycat?, y a Abba los ha pasado al black metal.

Y no solo eso, nuestros ‘queridos’ Nickelback podrían ser una banda de grindcore como Cannibal Corpse, y Phil Collins, otra leyenda del pop de radiofórmulas (no, no me olvido de Genesis), le ha plantado Ward una diabólica imagen a lo Dark Funeral. La mala leche del diseñador es obvia: Su su sudio y In The Air Tonight. Sobran las palabras. Yo quiero un par de estas camisetas.

Vía | Metal Injection

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments