Hipersónica regala: consejitos para futuros remixes de Vampire Weekend

“vwconsejos” src=”http://img.hipersonica.com/2014/01/styles_p_vampire_weekend-1.jpg" class=”centro” />

En Hipersónica no hemos sido muy afortunados con lo que los Reyes Magos nos han traído (claro que alguno de nosotros le ha regalado una aspiradora a su madre, por lo que mucho más igual no merecíamos), pero aún así queremos dejar nuestro propio regalo. Lo ideal sería haceros uno a vosotros, querida audiencia, pero hemos creído que tampoco os habéis portado tan bien, así que ya os pueden dar un poco por saco. Los que sí han sido muy buenos este año son Vampire Weekend, que con esa cosica tan bonita que es Modern Vampires of the City han conquistado los corazones de la redacción, que ha creído conveniente hacerle un hueco en el Top 10 de nuestro 2013 (a algunos editores el puesto hasta nos ha parecido escaso).

Así que se nos escapa. Apenas unos días han pasado, pero ya se va. Unos cuantos tirones de pelos en grandes almacenes por la última Princesa Zombie disponible, unas horas después de que hayas llegado borracho a casa y despertado a toda la familia al tropezar con esa fantástica figura de porcelana que habías regalado a tu madre y que intentarás hacer creer que se hizo añicos durante el proceso de transporte. Al día siguiente de que te hayas cagado en los muertos de esos abuelos que ponen sus paraguas al revés durante la cabalgata, o de que no hayas convencido a los colegas para evitar esa fiesta shakiroide en la que acabaste la noche de fin de año. Se acaban las navidades. Pero siempre petándolo, ahí arriba, con los barbudos de oriente (Baltasar ha pasado de ser el más molon a mainstream, eso es así) llenándolo todo de regalos. Bueno, todo menos esa figura de porcelana que has mandado a mejor vida.

Pero vamos, al grano. Decíamos que Vampire Weekend han sido uno de los grupos que más ha cautivado nuestros alegres y navideños corazones durante 2013… pero 2014 lo han empezado de pena. Como sabéis, los de Brooklyn han decidido suicidar artísticamente ‘Step’ con el remix que la banda ha compartido hace cuatro días desde su twitter, de la mano de Danny Brown, Heems y Despot. Pero desde aquí queremos darle todas las ideas que se nos ocurran para, puestos a pedir ayudas de colaboradores para nuevos remixes, hacerse el puñetero harakiri con estilazo.

Antes de meternos en harina, por si alguien todavía no sabe de qué coño estamos hablando, aquí le dejamos el acto criminal en cuestión:

… claro que tampoco es la primera vez que a Vampire Weekend le toca jugar en terrenos similares, pero, hasta donde sabemos, sí es la primera en la que la feliz idea parte de ellos mismos.

James Murphy en la producción

Si lo que quieres es abrir miras y enamorar a fans de target ajeno al habitual, el salto al estrellato debería ir patrocinado por James Murphy, que recientemente ha colaborado a poner en entredicho la inmaculada carrera de Arcade Fire. Claro que a lo mejor la cosa se queda exenta de negro rapeando, así que quizás sea más adecuado llamar a su colega Andre3000, de Outkast, y entonces ya lo petamos fijo.

Pon un “feat. Pitbull” en tu vida

Porque las cosas hay que tenerlas claras. Si quieres entregarte al petardeo, es mejor que lo hagas con todas las de la ley. Y hasta el más inútil sabe que para petarlo necesitas un ‘Loquecoñosea feat. Pitbull’. Evidentemente, aderezado con un elegantísimo vídeo en el que nunca falten gafas de sol, cara de malote, y entre ochocientos y mil doscientos culos de negritas bailando. Porque si hay que jugar, se juega, pero con tangas y nalgas a cascoporro. Además, así el grupo de coristas moviendo caderitas en el escenario de tus conciertos también tendría un sentido clarificador.

No desprecies nunca un buen revival

Porque todo vuelve. Los ’70, los ’80, los ’90, la gente a casa por navidad. Todo. Por volver, han vuelto hasta Mazzy Star. Entonces hay que tener en cuenta que tirar de revival puede ayudarnos mucho a llegar al mayor número de público posible. Lo de la calidad, ya importa menos, porque si no la mierda ésta del remix de ‘Step’ nunca hubiese visto la luz. Y si hay que tirar de revival, o de cómo vivir de una sola canción por el resto de tu vida, se abren varias opciones. Una podría ser hablar con Rafa, de La Unión, pero no lo vemos claro, queridos chicos de Vampire Weekend. Otra serían el Dúo Dinámico, que esa ya nos mola más. Pero parece que lo que mejor se adapta al camino que queréis escoger está por tierras de Sevilla.

Apuntarse al 1 fijo en la Quiniela

Porque, queridos Vampire Weekend, tampoco sois los primeros en hacer méritos para mandar vuestra carrera a freir espárragos de un plumazo. Y como ya ha habido gente que lo ha hecho antes, y le ha ido de perlas, no os cortéis en continuar caminos similares. Eso sí, ahora que acaba 2013, os merecéis un coscorrón por no haber estado espabilados: sois la única banda mundial que no ha colado una canción en la B.S.O. de Los juegos del hambre.

Malotes sí, pero con sentimientos

Porque los que debemos reconocer no estar muy metidos en el tema, acabamos asociando el hip-hop al zagal maltratado por la sociedad, creciendo en un barrio en el que el único camino posible era delinquir y acabar tirado en una esquina, con la jeringa medio colgada del antebrazo. Ellos han podido huir de eso gracias a la música. Pero no todo es el tópico, mis queridos Vampire Weekend. A veces, los raperos también están tristes, también sufren por amor. Y como el desamor y el pop van tan a menudo de la mano, aprendamos de los mejores.

Resucitar viejas glorias

Porque lo de petarlo está genial. Pero cuando estás ahí arriba, en la cumbre. Cuando te das cuenta de que ya eres el puto amo del cotarro, debes acordarte siempre de los maestros. De aquella gente que hoy te convirtió en lo que quieres ser, pero que han ido sumiéndose en el olvido popular, a pesar de que lo suyo parecía prometer ser una carrera larga y exitosa. Ahora que los maestros sois vosotros, queridos Vampire Weekend, os queremos hacer ya no un regalo, sino una petición. Nunca, nunca, olvidéis a Wilfred y la Ganga.

En todo caso, y como Hipersónica nunca da la espalda a esa labor social que nos obliga, queremos, desde este humilde rincón, pediros que ayudéis a Ezra, Rostam, Chris y Chris (bis), a seguir relanzando su carrera. Ellos nos han dado un disco magnífico, ahora es nuestro momento para poder corresponderles. Aportad todas las ideas que se os ocurran para tan encomiable causa. No los dejéis solos, menos aún en Navidad. Ellos nunca lo harían.

Vampire Weekend en Hipersónica

Vampire Weekend — Modern Vampires of the City: cuando todo sale bien
Vampire Weekend, Modern Vampires Of The City y las primeras impresiones
Vampire Weekend — Vampire Weekend

Anuncios