Hablábamos hace dos años de cómo el segundo disco de Cemeteries, proyecto casi en solitario de Kyle J. Reigle, conjugaba una interesante perspectiva de Folk de autor oscuro con momentos de previsible Dream Pop marca Captured Tracks, en un resultado final a mitad de camino entre lo prescindible y lo esperanzador. Dos años después, Reigle no ha permanecido quieto. Pese a no tratarse de un LP en el estricto sentido de la palabra, la aparición de Hollow Beings (2014, autoeditado) en su perfil de Bandcamp la semana pasada da cuenta de su más que enriquecedora evolución. Cemeteries es ahora un proyecto mejor definido, más depresivo y mucho más interesante.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2887765377/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1478197354/transparent=true/

¿Qué hay en Hollow Beings que no hayamos encontrado antes en el universo artístico de Cemeteries? Por lo pronto, un gusto aún más perfilado por el Dark Folk

¿Qué hay en Hollow Beings que no hayamos encontrado antes en el universo artístico de Cemeteries? Por lo pronto, un gusto aún más perfilado por el Dark Folk. Mantengamos las distancias: las composiciones de Reigle siguen estando más ligadas a la perspectiva tradicional del cantautor Folk que a grupos como Tenhi. No cabe duda, en cualquier caso, que el espíritu que domina las canciones de Hollow Beings es puramente depresivo. Desde el conjunto de sonidos sintetizados y drones tejido en ‘Cabins Stir’ hasta los seis minutos, hundidos en melancolía y desoladora tristeza, de ‘Alberta (Siksika/Peigan/Kainai)’, Hollow Beings no se permite ninguna concesión, ni a sí mismo ni al oyente. Hay que tener cierto estómago para soportar el dramatismo diminuto al que induce Cemeteries.

Precisamente en esta última canción se cuela algo del Bradford Cox inspiradísimo en Halcyon Digest (2010, 4AD), una vez obtenido el reverso oscuro de ‘He Would Have Laughed’. Reigle se maneja esta vez a las mil maravillas en todos sus registros. También en el toque Post-punk que tanto le lastraba en The Wilderness (2012, Lefse) y que ahora, en ‘Iroquois’, le sienta de maravilla, coqueteo Coldwave incluido. Bien también la soledad acústica de ‘Heathens’, que es lo que el Bon Iver de For Emma, Forever Ago (2007, autoeditado) hubiera hecho si se hubiera inundado en depresores. Y estupendo también el aire Ambient de ‘Feed’. En fin, un trabajo casi redondo, que apunta hacia el futuro de forma más clarividente que The Wilderness.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2887765377/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=4045250699/transparent=true/

Hollow Beings no es un disco al uso, sino una mezcla de canciones compuestas hace ya dos años y nuevas ideas grabadas este mismo año. Comparado con el otro recopilatorio colgado por Reigle el año pasado, Hiss​/​/​Husk (2013, autoeditado), donde se incluían temas grabados entre 2009 y 2011, se aprecia la inteligente, sentida y perturbadora evolución de Cemeteries. Un depresivo crecimiento que de momento ha encontrado su lugar ideal, y del que, a partir de aquí, cabría esperar cosas más interesantes en el futuro.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments