Viendo que los biopics musicales están siendo la última sensación, no es de extrañar que se anuncien como churros. El último ha sido uno sobre Whitney Houston, con título de I Wanna Dance Whith Somebody. El productor Clive Davis, junto con el beneplácito de la familia de Houston, llevara este proyecto a la pantalla (grande o pequeña, todavía no han llegado a un acuerdo con ningún estudio).

La participación de la familia hace pensar que obtendremos una versión de la historia de Houston más blanca y que evitará algunos de sus episodios más oscuros y espinosos. Al proyecto se suman la directora Stella Meghie (The Photograph) y con el guionista Anthony McCarten (Bohemian Rhapsody, Los Dos Papas). Davis ha expresado su entusiasmo con este homenaje a la cantante:

Desde toda mi experiencia personal y profesional con Whitney desde su adolescencia a su trágica y prematura muerte, sé que la historia completa de Whitney Houston no se ha contado todavía. Estoy muy complacido de que Anthony McCarten se haya comprometido con guion sin retenciones y rico musicalmente que finalmente revele la completa Whitney cuya genialidad vocal afectó profundamente al mundo mientras luchaba con los demonios que condujeron a su ruina.

Veremos hasta qué punto se cumple eso de «sin retenciones». Houston ha tenido previamente un documental llamado Whitney y un biopic no autorizado en Lifetime tras su muerte.