Iced Earth — Dystopia: Stu Block da la talla

Cuando Matt Barlow anunció a principios de marzo que abandonaba Iced Earth a causa de no poder compatibilizar las giras internacionales de la banda con su vida familiar nos temimos lo peor. Se abría de nuevo una incógnita similar a la que hacía unos años, concretamente en 2003 surgió con el primer abandono del vocalista, que fue sustituido por Ripper Owens, ex Judas Priest, aquel mismo año.

A Jon Schaffer, tirano metálico de una formación que en Europa tenía su segunda casa, se le debieron de romper todos los esquemas, máxime cuando ya estaba en marcha el proceso de composición de un nuevo álbum. Enseguida las especulaciones corrieron por todos los foros de Internet y más de uno soñó/soñamos con nombres conocidos.

Dystopia, el mejor disco de los norteamericanos desde Horror Show

Pero el guitarrista, que ya había sufrido lo suyo por una lesión de cervicales que le mantuvo en dique seco una temporada y y por recientes desapariciones en su familia, optó por seguir su intuición y acordarse de Stu Block a quien hacía tiempo había visto en el backstage calentado su garganta antes de telonear a Iced Earth.

https://www.youtube.com/embed/PrbqTDahRFs

Y la verdad es que el cantante de Into Eternity, una banda de death metal a la que seguíamos desde hace tiempo, ha dado la talla en este disco de la verdad de los de Florida. Dystopia es su mejor entrega por lo menos desde Horror Show. Y lo dice alguien que dudó en un principio de si encajaría en el equipo de Schaffer.

Y vaya si ha encajado. Que Block, un recién llegado, haya participado en la composición (letras y melodías) de buena parte de estos nuevos diez temas de Iced Earth dice mucho de las buenas vibraciones que existieron entre Schaffer y él desde el primer momento. Chapeau por ellos porque Dystopia es para mí desde ahora mismo candidato a mejor álbum de metal internacional de 2011.

Jon Schaffer ha vuelto a rescatar aquí la saga de Something Wicked y al personaje Set Abominae que había dejado en The Crucible of Man como dominador del mundo; concretamente lo hace en dos temas, el que da título al álbum y ‘Tragedy and Triumph’, que curiosamente abren y cierran el disco, dejando todavía abierto la historia para nuevos episodios.

https://www.youtube.com/embed/5nGdM5z0Npg

Dystopia nace del concepto de la literatura de ciencia ficción sobre la antiutopía, es decir una sociedad futura en la que nada se parece a lo que todos deseamos, es decir, una comunidad alienada por un gobierno represor en la que el la libertad y el libre albedrío están innaccesibles. En esta literatura de la distopía, orwelliana también, y tan bien, tratada en películas como Dark City, V For Vendetta o Soylent Green, se ha inspirado Jon Schaffer, un fanático del género, para ubicar este obra que claramente marca un antes y un después en la trayectoria de Iced Earth.

Stu Block, un cantante que maneja casi todos los registros, al haber tocado palos muy distintos como death, black y power metal, consiguiendo unos agudos increíbles, escúchese ‘Dystopia’ y aquí tenemos una fotografía del nivel de los nuevos Iced Earth. Él ha optado por trabajar en registros medios que son los que mejor encajan con la banda y las melodías power tan comunes en su carrera.

Si este primer corte deja claro que Iced Earth están de nuevo a un gran nivel, los siguientes temas nos lo confirman. En ‘Anthem’, Stu Block maneja también tesituras más graves, y agresivas, que es lo que pide el tema, que también tiene unos coros muy épicos que en directo van a ser una delicia.

https://www.youtube.com/embed/4p51JaA8lbY

‘Boiling Point’ empieza a toda máquina, combinando registros poderosos, agudos fabulosos y también unos coros increíbles. El tema engancha desde la primera escucha, y como el anterior tema se convierte ya desde el principio en uno de los favoritos del álbum, y no van a ser solo estos dos.

‘Anguish of Youth’ es un medio tiempo poderoso en el que el vocalista canadiense ofrece su lado más amable y también Iced Earth, que si lo incluyen en su repertorio será uno de los momentos “pastel” con móviles, mecheros y bengalas en alto. Quizás sea demasiado blando pero va a funcionar seguro porque más de uno se acordará de ‘Melancoly’.

‘V’, de V for Vendetta, es uno de los temas en homenaje a los clásicos de la distopía. Y en él con otro corte muy épico, con un estribillo realmente impactante y pegadizo, con el cantante manejando tres registros distintos. La banda está enorme aquí y huele a single.

‘Dark City’ tiene un comienzo que a mí me ha recordado vocal e instrumentalmente a una pieza del repertorio en solitario de Brendan Perry (Dead Can Dance), aunque luego se convierte en uno de los hits del disco, muy melódico y muy clásico en la onda NWOBH. Es un tema con garra, de esos que necesitaba Iced Earth para salir de su decadencia. Indudablemente, Stu Block ha sido el revulsivo para recuperar al menos la esperanza de que así va a ser.

‘Equilibrium’ es claramente un homenaje a la época clásica de Iced Earth, de la que el cantante parece haberse embebido. Los que les descubrimos acompañando como teloneros de Blind Guardian estaremos encantados con el desarrollo de la canción. Mientras que ‘Days of Rage’ es un pepizano tocado a toda leche y cantado con mucha rabia, la misma que indica el título, muy old school.

‘End of Innocence’ supuso la prueba de fuego para el cantante con Jon Schaffer, fue su primer tema compuesto a medias. Es una power balada muy pegadiza, no se han pasado con el almíbar lo que es de agradecer, que va a resultar sobre todo en el mercado americano.

Dystopia se cierra con ‘Tragedy and Triumph’, que como ya dijimos entra dentro de la saga Something Wicked. La melodía prima sobre todo y la banda confirma que es capaz de trabajar en distintos terrenos. Atención al trabajo de guitarras, que es superclásico. Y si te haces con la edición limitada te encontrarás con dos temas extras: ‘Soylent Green’, otro homenaje al género distópico, muy en la onda clásica de Iced Earth, con mucho poderío, en definitiva, y ‘Iron Will’, un gran tema con un estribizo muy pegadizo que parece remontarnos a su mejor momento, el de Something Wicked This Way Comes (Century Media, 1998). Y de propina, tenemos la ‘String Mix’ de Anthem, segundo corte del álbum.

Tracklist de Dystopia de Iced Earth

* 1. Dystopia
* 2. Anthem
* 3. Boiling Point
* 4. Anguish Of Youth
* 5. V
* 6. Dark City
* 7. Equilibrium
* 8. Days Of Rage
* 9. End Of Innocence
* 10. Tragedy And Triumph

[[gallery: iced-earth-dystopia]]

Sitio oficial | Iced Earth
Más en Hipersónica | Matt Barlow abandona Iced Earth: ¿quién lo sustituirá?, Iced Earth ya tienen nuevo cantante: Stu Block, ex Into Eternity

Anuncios