Vale que hay muchos conciertos, que no hay dinero para todos, pero ni la entrada era muy cara ni era un día entresemana de esos que te cuesta horrores salir de casa. Pero ni con esas, el público indie kid se está haciendo muy mucho el remolón y, al menos en Asturias, le cuesta horrores rascarse el bolsillo para escuchar a una banda que merece la pena en directo, y en disco claro está, como es Igloo.

Los gallegos venían a Asturias gracias a La Radio de Cristal, asociación que últimamente está muy activa y siempre nos ofrece una selección de bandas y artistas interesantes. Lástima de que no pudieran concretar un lleno en La Antigua Estación de Oviedo, un local de conciertos en el que tampoco hay que ser muchos para empezar a pasar calor.

Y allí se subieron Igloo al escenario tras la comparecencia de unos OKAsno que hicieron lo que pudieron en formato de dúo. Apuntan maneras pero con ese nombre no llegaran muy lejos en el indie estatal. El cuarteto ha llegado a su tercer álbum con la lección bien aprendida, si bien han apostado claramente por un tono más triste y depresivo que el contenido de su debut homónimo y La transición de fase.

También es su trabajo más inmediato y como bien apuntaba nuestro compañero Javimetal en la crítica de ∞3 “condensan un sonido más oscuro y cohesionado”, atrenviéndose a emplazar su propuesta con la siguiente comparación: “Editors conocen a Nada Surf y son producidos como The National”.

En directo todo esto se diluye en un todo bastante personal, rabioso por momentos y con muchas referencias como la onda siniestra ochentera en ‘Nanomédicos’, el tema con el que abrieron fuego, enfureciendo las guitarras en ‘Años luz’ y la inmediatez del single ‘Cientos de motivos’, tres cortes que resumen dónde se encuentran ahora mismo.

‘El día que me quedé sólo’ y ‘Al otro lado del universo’ por contra, referencias de sus dos primeros discos por contra marcaron la diferencia de tiempos, éstos mucho más melancólicos y asequibles que el nuevo material, más desasosegante o depresivo como en ‘El mundo perfecto de Kira’, ‘Ausencia parcial’ o ‘Zumo V’, con la que se despidieron. Igloo tienen mucho recorrido a partir de ahora, se les nota que tienen el

MySpace | Igloo
Más en Hipersónica | Igloo — ∞3: consistente consolidación en el momento preciso

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments