Quizá ya sea demasiado redundante referirse a Ihsahn como a un maestro en el Metal Extremo, tanto tras el auge del Inner Circle como ahora en la actualidad. Quizá hasta sobra decirlo. Su capacidad para romper moldes durante su carrera es algo muy palpable, incluso en sus tiempos con su banda madre, Emperor. En sus cuatro discos dejó el nombre de dicha banda en el olimpo del Black Metal, tanto por sus dos imprescindibles primeros discos como por su canto de cisne, el fabuloso Prometheus: The Discipline of Fire & Demise, mostrando los primeros pasos de lo que su líder haría en el futuro, tomando elementos del género Progresivo sin renunciar a la música extrema.

El legado con dicha banda es una pura joya y cada reunión de la misma se ha celebrado con alegrías por doquier, incluyendo la última, donde algunos están haciendo quinielas sobre si el grupo asistirá a más festivales. Muchos artistas, de estar en la posición en la que está Ihsahn, optaría por vivir de las rentas a base de giras mastodónticas por todo el globo. Afortunadamente, el noruego no está hecho de esa pasta. Ni siquiera le gusta hacer giras de ese tipo, solo le gusta actuar en festivales concretos y, sobre todo, le gusta seguir experimentando y expandiendo los límites del Metal Extremo hasta lugares inimaginables.

Ihsahn, el maestro no se cansa de dar lecciones

https://www.youtube.com/watch?v=DlAunHz0RIE

No contento con lo ya logrado, el artista noruego siguió explorando los límites de su género en una más que interesante carrera en solitario donde su última trilogía de discos resulta más que remarcable. Discos que se mueven donde el Metal Extremo y el Progresivo confluyen y se entremezclan de manera brillante y majestuosa. A pesar de ser concebidos como trilogía, tanto The Adversary, como angL, After y el posterior Eremita tienen sus particularidades personales que los hacen únicos. A pesar de que el último daba una sensación de “continuismo” en la obra de Ihsahn, estamos ante un artista en el que su disco más convencional vale más que la experimentación de una gran mayoría.

No obstante, justo cuando ya pensábamos que le teníamos cogido el tranquillo a Ihsahn y sobre lo que era capaz de ofrecernos, va, vuelve un año después del exitoso Eremita, y nos da una vuelta de tuerca con Das Seelenbrechen. Algo en plan: “Bien, ¿habéis cogido ya lo que hice en mis últimos discos? Pues ahora os traigo esto. Besis”. Estúpidos fuimos al pensar que el noruego iba a querer estancarse y la prueba está en su disco más arriesgado y vanguardista hasta la fecha.

Un artista de élite sin limitaciones

Los que no fueran aficionados al estilo del noruego durante sus últimos trabajos en solitarios, difícilmente se convertirán con este nuevo álbum, donde los referentes y el sonido son muy diferentes. El propio artista reconoció antes del lanzamiento del mismo que una de sus principales influencias eran artistas de Avant-Garde entre los que destaca el nombre de Scott Walker y cuyas reminiscencias se palpan en casi todo el trabajo. La música más extravagante, vanguardista y experimental es la que lleva la manija en este disco, aunque el propio Ihsahn se encarga de que todo no sea una mera copia y lo consigue llevar a su propio terreno.

“Es una de las pocas personas que consigue transmitir tantas emociones a través de gritos puramente black metaleros”

Estas palabras sobre el artista las enunció Einar Solberg, cantante y teclista de Leprous, banda apadrinada por el propio Ihsahn. Su técnica como vocalista te podrá gustar más o te podrá gustar menos, pero en sus agónicos y viscerales gritos transmite una fuerza y una intensidad al alcance de muy pocos. Y en este disco hace otro gran esfuerzo en ese aspecto, reforzando esa sensación de oscuridad que rodea a Das Seelenbrechen. No obstante, uno de los aspectos más destacables de este álbum es la apuesta de Ihsahn por emplear voces limpias y donde sale muy bien parado, aunque su registro me ha evocado en varias ocasiones a Mikael Åkerfeldt de Opeth.

https://www.youtube.com/watch?v=1ph-zwZ8u6Y

Y en el aspecto técnico también hay que alabar el trabajo a la batería que realiza Tobias Ørnes Andersen (Leprous), que directamente te deja sin habla. Probablemente estemos ante uno de los mejores baterías jóvenes de la actualidad y lo demuestra continuamente con su banda principal y colaborando con el propio Ihsahn. Pero lo que hace en Das Seelenbrechen está fuera de cualquier registro pasado y resulta un añadido fundamental al trabajo del protagonista principal de esta obra.

Como hemos dicho, aquí el principal protagonista es el Avant-Garde adaptado a los elementos extremos a los que Ihsahn está acostumbrado, como muestra el primer petardazo del disco, ‘Hiber’, un tema de pura intensidad retorcida. Aparte tenemos muy buenos ejemplos como el final ‘See’ donde se plasma mejor como el espíritu de Scott Walker ha influido a este artista, o en temas como el sinfónico ‘Regen’ o el lúgubre ‘Sub Alter’.

Sin embargo, cabe destacar que en Das Seelenbrechen también resalta una faceta muy presente en la trayectoria del músico noruego: la cara más progresiva. Aquí vemos pieza de buena talla prog como ese tema que tanto recuerda a sus ahijados Leprous, ‘NaCl’ (¿guiño a ‘Salt’? ) o en ‘Pulse’, con menos revoluciones y con una exquisitez brutal. No obstante, en ‘Tacit’ se encuentra la perfecta simbiosis entre ese aura Avant-Garde y el espíritu progresivo, con especial mención al momento central, donde también entra en juego un esquizofrénico saxofón que enriquece el tema de sobremanera.

Ihsahn- Das Seelenbrechen

Ihsahn da otro paso de maestro y, justo cuando ya pensábamos que estábamos acostumbrados a él, nos sacude los esquemas con un disco que bebe mucho de Scott Walker pero que lo lleva a su propio terreno, sin hacer ascos al sonido más Progresivo. Técnicamente apabullante y asombroso en lo sonoro. Si está en la élite metalera es por algo.

* 01. Hiber
* 02. Regen
* 03. NaCl
* 04. Pulse
* 05. Tacit 2
* 06. Tacit
* 07. Rec
* 08. M
* 09. Sub Alter
* 10. See

Lo mejor

  • Ihsahn sigue luciendo a niveles de maestro
  • Es un disco sorprendente, hasta para los más habituados al noruego
  • El sensacional trabajo de Tobias Ørnes Andersen a la batería
  • El mejor trabajo vocal de Ihsahn en muchos años

Lo peor

  • Los que arqueaban la ceja con Ihsahn en el pasado, probablemente seguirán torciéndola
  • Que no te guste Scott Walker
  • Que tampoco te gusten Leprous

Ihsahn en Hipersónica

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments