“Ilegales Ni un minuto de silencio” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/ilegales-ni-un-minuto-de-si-2.jpg» class=”centro” />

Ni un minuto de silencio certifica el final de los Ilegales. Un DVD que el grupo asturiano grabó en la Sala Penélope de Madrid el 11 de diciembre de 2010 y que ha visto por fin la luz, aunque también se puede conseguir con la nueva edición de la caja 126 Canciones Ilegales, donde están los nueve álbumes que publicaron en su carrera.

Ni un minuto de silencio no es el mejor disco en directo de Ilegales

Jorge Martínez ha dicho que éste “es el mejor disco en directo de Ilegales”, aunque qué va a decir el líder de un trío que ha estado algo más de tres décadas en activo. Yo me quedaría con El día que cumplimos 20 años (Santo Grial, 2002), que además del concierto completo en audio iba con el DVD que tenía un montón de extras, algo que en el lanzamiento que reseñamos nos sucede: o te compras el audio en vinilo o te compras el DVD.

Aquí nos encontramos con treinta y tres canciones de toda su carrera, de su primer disco de título homónimo autoeditado en 1982 bajo el sello Hi-Fi Electrónica a su último, Si la muerte me mira de frente me pongo de lao (La Casa del Misterio, 2003).

Treinta años de historia y un repertorio excelso de una formación que entró, desde su triunfo en Madrid a principios de los ochenta y tras su fichaje por Epic-CBS, en la historia de la música popular de este país.

https://www.youtube.com/embed/xWtsXnLsLT0

Ilegales fue una banda políticamente incorrecta gracias al incorregible Jorge Martínez, su verbo fácil con intención de escandalizar a las mentes más estrechas siempre ha sido un arma arrojadiza para sus detractores.

Esa noche madrileña Ilegales no fueron tres: Jorge Martínez, Alejandro Belaustegui y Alejandro Blanco, sino cinco con Xuan Zem (metálofono) y Juan Flores, saxofonista del grupo entre 1987 y 2000, ambos miembros de Jorge Ilegal y Los Magníficos.

El set-list cambio ligeramente respecto a sus actuaciones en Gijón y Oviedo, y seguro que el ambiente no fue tan especial como en su despedida de Asturias.

Madrid fue para Ilegales su plataforma a la fama y el Rock Ola el santuario en el que pusieron a sus pies a la capital una vez que el maestro Jesús Ordovás los convirtiera en una de las bandas de cabecera de su programa en Radio 3.

Era lógico pensar que entre estas treinta y tres canciones el peso mayor lo ocuparan los tres primeros álbumes de la banda: Ilegales, que hicieron casi al completo, Agotados de esperar el fin y Todos están muertos.

Se trata de una trilogía imprescindible en su carrera y por mencionar algunos momentos claves: ‘Yo soy quien espía los juegos de los niños’, ‘Hola mamoncete’, ‘Tiempos nuevos, tiempos salvajes’, ‘El norte está lleno de frío’, ‘La chica del club de golf’, ‘Soy un macarra’ o ‘Problema sexual’. A Ilegales después de esto deberían como poco declararlos patrimonio del rock estatal.

Sitio oficial | Ilegales
Vídeo | YouTube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments