Cuando hablamos de metal progresivo siempre terminamos incidiendo en la importancia de, más allá de los deslumbrantes ejercicios de técnica y de dar mil y un rodeos para volver al punto de origen en una misma canción de larga duración, conseguir que el ejercicio planteado sea convincente y conecte con el oyente. De poco valen las virguerías con los instrumentos si al final uno se queda frío con lo que está escuchando. No son pocas las bandas del estilo que acaban cayendo en ese pecado casi habitual pero bastante mortal y parece ser que Intronaut han terminado cayendo en esa dinámica negativa en su nuevo disco.

6.9/10

Pintaba bien a priori este The Direction of Last Things (Century Media, 2015), al menos atendiendo al notable tema introductorio que sirvió de adelanto. Sin embargo, los angelinos terminan cayendo en esa manía de darle más importancia a los retales que al fondo. Se aprecia sobre todo en una primera mitad irregular, con muchos puntos de poca energía y demasiada tendencia a ensimismarse en juegos instrumentales gélidos. Hay cierta mejora apreciable en la recta final del disco, pero no lo suficiente para remontar hasta lo notable. Aun sin mostrar un nivel pobre, el trabajo se queda un escalón inmediatamente inferior al de su interesante predecesor.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments