“Isaak — The Longer The Beard” src=”http://img.hipersonica.com/2013/10/Isaak—The-Longer-The-Beard-The-Harder-The-Sound.jpg» class=”centro_sinmarco” />

A estas alturas del partido, si uno escucha un disco de stoner (al igual que ocurre con otras etiquetas o pseudoetiquetas: pongamos el shoegaze por ejemplo) no es que pueda hacerse una idea de a qué se expone, es que (a excepción de propuestas que decidan abrir un poco el abanico, como los magníficos The Sword) prácticamente sabe exactamente todas y cada una de las cosas que se va a encontrar, quizá con la única emoción de comprobar si la balanza se inclina un poco más hacia el rock o hacia el metal. Conviene avisarlo antes de nada: este The Longer The Beard The Harder The Sound (pese a que contiene alguna más que agradecida sorpresa) ya avisa desde su muy explícito título de qué va la historia. Aquí quien no venga convencido de casa se va a encontrar con una sonrisa y un “gracias por participar” y probablemente emprenderá el camino de vuelta al poco de empezar.

Isaak, stoner desde Italia

Para empezar, quizá habría que poner al personal un poco en antecedentes porque la biografía de estos tipos puede dar lugar a alguna confusión. Isaak son italianos y respondían anteriormente al nombre de Ghandi’s Gunn (no me preguntéis por qué demonios lo cambiarían), bajo el que editaron dos trabajos: Thirtyeahs en 2010 y el titulado precisamente The Longer The Beard The Harder The Sound un par de años después. Recientemente han fichado por la escudería Small Stone Records (imprescindible si os interesan este tipo de sonidos, por cierto), que ya con su nuevo nombre les ha reeditado el disco añadiendo cuatro temas nuevos. Es, pues, un álbum que ha sido editado bajo dos nombres y con dos tracklists diferentes.

https://www.youtube.com/embed/XQjoF_AKas4

Todo empieza con ‘Haywire’: una primera ronda de alaridos del cantante Hobo y enseguida estalla el estruendo de guitarras del que no nos vamos a librar durante casi una hora. En realidad aquí se encuentran todas las señas de identidad de lo que será el disco en la mayor parte de su transcurso: un sonido potente hasta la asfixia, riffs que queman, toneladas de fuzz y una propuesta que, en general, podríamos situar en algún lugar cercano al que ocupan Clutch o Corrosion of Conformity. Es decir, exactamente lo que todos queremos escuchar y además bien hecho.

Aquí hay pocos momentos de tregua (sin ir más lejos, el segundo trallazo, ‘Under Siege’, empieza ya en lo más alto) porque si algo es The Longer The Beard… es un álbum contundente, en el que el grupo transmite la sensación de entregar todo lo que tiene en cada momento, de ésos que no dejan lugar a las medias tintas y o bien se escuchan con el volumen a tope o se dejan para mejor ocasión. Testosterona, humo y cerveza. Y marchando.

Las dos joyas

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=162841250/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=4/transparent=true/

Decía que había “pocos” momentos de calma y “alguna” sorpresa y no hablaba por hablar. Isaak se reservan dos momentos destacados para lucirse y dotar al conjunto de una mayor entidad. El primero es ‘Flood’, que en sus ocho minutos tiene tiempo para llevarnos por unos paisajes más tranquilos pero igual de oscuros e inquietantes (¿alguien dijo Mark Lanegan?) y cuidar el aspecto vocal más que en ningún otro corte del disco para acabar estallando en uno de los grandes momentos de este trabajo. Es, en fin, una canción monumental que hace todavía más grande a un disco que al escucharla descubrimos que es algo más que un concurso de escupir (o de quién la tiene más grande).

La segunda es ‘Hypotesis’ y se va hasta los diez minutos y medio para mostrar la faceta más psicodélica de la banda, con solo de sitares incluido. Instrumental durante casi la mitad de su duración, quizá tenga más sentido en su ubicación original: al final del disco, al menos en su primera edición. Después de ella, además de otros dos temas que se ajustan más al canon de la banda, destacan dos versiones: ‘Wrathchild’ de Iron Maiden, a la que bajan de revoluciones para darle una interesante vuelta de tuerca, y la quizá más sorprendente ‘Fearless’ de Pink Floyd, que queda convertida un poco en un pastiche pero resulta, pese a todo, interesante como curiosidad.

The Longer The Beard The Harder The Sound da, en resumen, todo lo que se podía esperar de él. Virtuosismo, intensidad y una intrigante sensación de peligro, de campo minado donde en cualquier momento todo puede saltar por los aires. Más que notable.

Isaak — The Longer The Beard The Harder The Sound

“7,50” src=”http://img.hipersonica.com/2013/10/7,50-3.jpg» class=”izquierda_sinmarco” /> Básicamente, una buena ración de stoner rock del de toda la vida. Si quieres, lo tomas y será de lo mejor que te encontrarás en el género en este año. Y si no, pues ya sabes que hay todo un mundo ahí fuera.

01. Haywire 
02. Under Siege 
03. Breaking Balance 
04. Flood 
05. Red (The Colour Of God) 
06. Rest Of The Sun 
07. Adrift 
08. Hypotesis 
09. Fearless 
10. Wrathchild 
11. The Right Time 
12. Isolation 2.0

Lo mejor

  • Si entras en el juego, no defrauda.
  • ‘Flood
  • La voluntad de romper un poco la dinámica en esos dos temas.

Lo peor

  • Innovación cero
  • Habrá quien diga que es un pelín largo
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments