Era demasiado bonito para que durase referencia tras referencia. Phantom Vibrate (2014, LuckyMe) se ha llevado el bajón de calidad de Jacques Greene. El canadiense nos había acostumbrado demasiado bien. Su ‘Another Girl’ aún sigue sonando en muchos sitios, demostrando que dentro del Future Garage pueden salir cosas chulas. En cambio, esta nueva entrega en forma de EP corrobora la hipótesis contraria.

5/10

Jacques Greene se sitúa más cerca del sonido vacío de How to Dress Well que de su mejores temas. El Deep House hace más acto de presencia pero no logra salirse de la monotonía más oscura, donde no falta la línea vocal femenina incomprensible situada entre partes más densas. De cambiar algo a mejor es el bajo, que parece meterse de lleno en la escena británica, buscando un sonido pesado en contraste con lo liviano del resto.

Aún así, ‘No Excuse’ logra unas sensaciones interesantes, como si se mezclasen al mismo tiempo James Blake y los bajos rotos.

Artículo anteriorLa ciudad secreta: Jaime Gonzalo indaga en el underground barcelonés de los 70 y 80
Artículo siguienteWarp sabe cómo hacernos odiar un disco: ¿quién es Aphex Twin?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.