Jarfaiter — Antihéroe

Es difícil encontrar trabajos tan heterogéneos y que sin embargo no pierdan un ápice de coherencia. Lo posibilita la propia naturaleza del autor, quien siempre ha rehuido de la fama y que ha hecho lo que ha querido en cada momento sin verse influenciado por corrientes generalistas. Cosas de la vida, sin pretenderlo Jarfaiter ha dejado de ser un artista desconocido para recalar en oídos repartidos por toda la Península. Algo que parece no haberle afectado y que tampoco ha impedido que su sello identitario se mantenga intacto.

Del mismo modo, y en relación directa con lo anterior, también es complejo encontrar un título tan acertado como el de este LP. Jarfaiter ha sido etiquetado de mil maneras. Curioso para alguien que siempre se ha desmarcado de las mismas. Y no solo de ellas, sino del panorama en general. Y es que el Jarfa comenzó siendo un villano del Hip Hop, alguien totalmente ajeno a lo que sonaba en ese momento y que no fue entendido por todos quienes le escucharon. El tiempo y el buen hacer le han colocado en mitad del foco. Ahora es uno más dentro del cuadro pero sin pertenecer del todo a él. Ha conseguido labrarse un puesto distando mucho de lo que podemos entender como un rapero en casi todas sus facetas. Seguramente él afirmaría que no lo es. Justo por eso qué mejor que definirse como Antihéroe (JSould, 2015).

Actitud como mensaje

A estas alturas no vamos a descubrir a Jarfaiter, aunque si te pilla de nuevas no supone ningún impedimento. Basta con comenzar con el primer corte el cual, además de ser toda una declaración de intenciones, condensa a la perfección la esencia del autor. Desde el sample recogido de Troya hasta la última frase: “Pertenezco a una especie extinguida”. Por el camino, otra joya: “Haría rap social pero esto me mola más”. Todo lo que necesitas saber de Jarfaiter en una sola canción. Y hablamos de la ‘Intro’. Un comienzo que sintetiza lo que representa. Macarrismo, ideas claras, lealtad para con los suyos y una innegociable visión particular. Aunque solo con eso no se alcanza la notoriedad que posee hoy en día. Jarfaiter es algo más.

https://www.youtube.com/embed/Aez0DmkYs4s?rel=0

Y ese algo seguramente se encuentre en el formato que propone. No tanto lo que dice sino cómo lo dice. Es Hip Hop, poca duda cabe, pero tampoco hay duda en que existe un aire punk en su forma de rapear, en sus letras y en las referencias que cita. En resumidas cuentas, en su actitud. Digamos que gran parte de los productos que consumimos, musicalmente hablando, se presentan como brillantes y ligeras placas de aluminio cromado y embellecido. En dicho contexto, Jarfaiter lo hace como una gruesa y pesada varilla de hierro macizo de obra, oxidada por su continua exposición a la intemperie.

Antihéroe no es sino una prolongación de dicho concepto aunque acrecentada en varios aspectos. La esencia sigue intacta, como hemos afirmado antes, pero sí que existe una progresión en el artista. Y en este caso la más destacable es la profundidad que se palpa en este trabajo. La actitud, antes mentada, no ha cambiado pero indaga mucho más en ella. De esta forma, parte de los mensajes que este LP desprende contextualizan la personalidad de quien canta. No justifica su forma de ser con un nimio “porque sí” o presume de ello de manera gratuita sino todo lo contrario. Explica las razones que le han llevado a ser como es. Tampoco se sumerge en una alegoría a la violencia y al delito sin razón alguna, sino hace entender cómo, obligado por las circunstancias y el entorno, se ha modelado tal y como lo conocemos.

Parte de los productos que consumimos se presentan como brillantes y ligeras placas de aluminio cromado y embellecido. Jarfaiter lo hace como una gruesa y pesada varilla de hierro macizo de obra, oxidada por su continua exposición a la intemperie

Todo ello se acrecienta gracias a que la totalidad de producciones corren de parte del propio MC, lo que le permite, valga la redundancia, hacer lo que le da la gana y abrir un abanico con todas sus influencias y sin complejos. Un detalle con el que difícilmente nos hubiéramos topado si hubieran sido otras las manos a cargo de los beats. Por eso no es sorprendente que a lo largo de los quince temas toquemos géneros tan diversos y además en un formato que no busca disimularlo sino todo lo opuesto.

El contraste llega en el segundo corte ‘Vagos y maleantes’ el cual cabalga bajo sintetizadores y un ritmo que evocan a aquel techno que tan popular fue en los 80’. Sensación que aumenta conforme se acercan los últimos compases. No es la única cara que muestra Jarfaiter. Si la rumba y el flamenco se cuelan en ‘Libertad’ de forma aislada con un sample de Los Chicos, lo hacen íntegramente en ‘La luna y el sol’ bajo unas palmas y un punteo de guitarra española antes de que la voz de Gaty invada por completo el tema. Sorpresa –o no– también hay hueco para el trap en ‘Raimon’, donde, al igual que con los estilos anteriores, no encontramos una simple referencia sino que la apuesta musical empapa el tema en su plenitud.

https://www.youtube.com/embed/o2dV7e1Lan0?rel=0

Ante tanta variedad era imposible que el sonido quinqui se quedara de lado. ‘Navajeros’ supone un nuevo homenaje a las películas de dicho género por parte de Jarfaiter y El Coleta. Una nueva obra de arte que resucita el filme de Eloy de la Iglesia y la atmósfera que le rodeaba e inspiraba. Continuas referencias a los 80’ en general y a la película en particular como refleja el estribillo.

8.3/10

Con Antihéroe, y tras lo comentado, poca discusión existe al afirmar que Jarfaiter firma su mejor trabajo. Excelso en contenido y bien ejecutado. Acierta además en mantener las claves que le han llevado a ganar una notoriedad relevante, consiguiendo a la vez sonar diferente que en sus anteriores obras. Es muy probable que pase mucho tiempo hasta que el Jarfa nos regale un nuevo disco, que haya sido el último en mucho tiempo. Al menos, nos queda el consuelo de tener uno sin fecha de caducidad.

Anuncios