Watch The Throne ha sido uno de los álbumes de hip-hop más esperados de los últimos años. Quizá la gran responsabilidad de esto recayera directamente sobre los hombros de una colaboración que en otras ocasiones había sido tremendamente fructífera y que aquí se desarrollaría en todo su esplendor. Jay-Z y Kanye West son los dos grandes gigantes del hip-hop americano a día de hoy, y las expectativas generadas en torno a su trabajo excedían incluso las que surgían cada vez que uno de ellos preparaba nuevo material.

Como siempre que el hype supera los niveles de objetividad, tenemos un problema. Porque acercarse a Watch The Throne supone traspasar el velo, mirar más allá del espejo sin saber qué te puedes esperar. Y aunque finalmente lo que estos dos hombres han hecho con este disco supera con creces los estándares de la mediocridad, lo cierto es que da la sensación de que podría haber sido mucho más.

Lo mejor del disco, su peor enemigo

Partiendo de que My Beautiful Dark Twisted Fantasy me pareció un álbum de los que se merecen un huequecito en la estantería de indispensables de manera permanente, fue todo un gustazo escuchar que West había vuelto finalmente al sonido que descubrió en él. La mejor parte de Watch The Throne es aquella en la que la huella del de Atlanta es más visible.

La apertura del tracklist con ‘No Church In The Wild‘ deja sin aliento, y a pesar de haber sido el último corte en incorporarse al disco, es el más redondo y el que mejor marca la trayectoria y el punto de partida desde el que se desarrollará y evolucionará todo el álbum.

https://www.youtube.com/embed/83TwcSL470chttps://www.youtube.com/embed/egTSVihtiAYhttps://www.youtube.com/embed/-78ReodOYuw

El sonido de lo tópico

La primera mitad de Watch The Throne es para quitarse el sombrero. Pero a partir de ‘Who Gon Stop Me‘ las tornas se giran hacia el rap más tradicional, al que proliferó en los 90 de la mano de los grandes que ya no están, se pierde por momentos la emotividad de West en los primeros cortes y se terminan diluyendo en canciones que no están a la altura del resto del tracklist, como el flojete ‘Welcome To The Jungle‘. Desde luego, los que no apreciaron lo que West planteó en My Beautiful Dark Twisted Fantasy empezarán a disfrutar de este disco precisamente aquí.

El topos del álbum continúa siendo el gran tema que han plasmado casi cualquier rapero estadounidense desde sus inicios: la riqueza, la política y en general la relación de la sociedad negra americana con respecto al entorno y a su desarrollo como individuos. ‘Made In America‘ condensa en buena parte las preocupaciones y dilemas morales de los dos cantantes patentes en todo el disco, la lucha por triunfar y el tributo a la familia.

https://www.youtube.com/embed/4ZbB7Lxww7Mhttps://www.youtube.com/embed/jPSWp5tBuSI

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments