Anuncios

Jessy Lanza — Pull My Hair Back

Cuando Kode9 y su prestigioso sello Hyperdub apuestan por nuevos valores artistísticos no suelen fallar, y al propio catálogo del sello es necesario remitirse para comprobarlo. De una de esas debutantes hablamos hoy, de Jessy Lanza, que una vez más gracias al cruce de varios géneros, publica una ópera prima que deja buenas sensaciones, tanto en el apoyo de la electrónica desde el R&B, como desde su buena voz. Además lo produce otro insigne, Jeremy Greenspan (Junior Boys). Pull My Hair Back es un trabajo que te hará pasar buenos momentos.

Échale beats a ese r&b

http://www.youtube.com/embed/w3DRiZ8q9KU

Inmediatamente al escuchar el disco de Jessy Lanza me viene a la cabeza el debut de Katy B, que también dio que hablar por esa combinación de dubstep que le reportó un considerable éxito y gran recepción a nivel internacional. En el caso de Jessy Lanza, que es canadiense, también nos encontramos con una solista que se apoya en bases electrónicas para desmarcarse del resto de artistas de R&B corrientes y molientes, aunque en comparación, Pull My Hair Back no es un disco tan electrónico.

Sobre todo en el disco encontramos dos vertientes. Por una la más estrictamente R&B, en la que se puede disfrutar de la suavidad de su voz, y por la otra hay temas con mucho amor por el UK Bass, sin acercarse a un synth pop explícito. Algunos de estos pasajes están claramente orientados a la pista de baile y el groove es suficiente como para triunfar en alguna sala lounge con dibujos de Jordi Labanda en la pared. Y también en sitios normales.

Asimismo es preciso indicar que la producción de Greenspan es buena, pues en el acabado se contempla cómo la voz en ocasiones se eleva sin problemas sobre esa electrónica aderezada, y cómo a veces es esta última la que supedita a la sección vocal. En cualquier caso, esos detalles quedan bien apreciados en el disco. Otro asunto diferente es ver si el LP aguanta satisfactoriamente todo el tiempo.

Irregular pero no exento de buenas piezas

Pull My Hair Back se trata pues, de un disco resultón, capaz de agradar tanto a acérrimos de un género como del otro. Es en el término medio donde mejor se aprecia la simbiosis entre ambos, cosa que ocurre en cortes como ‘Kathy Lee’ o ‘5785021’, con una sencilla caja de ritmos y un ambiente ensoñador que le da un lustre bastante efectista. Es justo romper una lanza en favor de esas pistas que pasan de un R&B luminoso a adictivos beats, como en el caso de ‘Fuck Diamond’.

La gracia del disco es sin duda esa combinación con el groove de reminiscencias funkies o synth pop dependiendo del corte, pero también se puede saborear la parte más relajada, aunque no es comparable al momento de entregarse al bailoteo. Es difícil no resistirse a temas con tanto encanto como ‘Keep Moving’, que es lo mejor del disco y un señor jitazo. Además contemplamos un bajo y algún arreglo de guitarra retro que queda realmente bien.

No obstante, el principal problema del disco es la irregularidad, ya que no hay color entre las canciones que apuestan de una forma más decidida por aliarse con beats luminosos y a un tempo que pide baile, con las que son más tranquilas y que pueden acabar resultando insulsas. Pero insisto, la producción de Greenspan es buena, el problema radica en que algunas pistas adolecen de carisma, de más punch para que no queden tan desangeladas al lado de los temas de cabecera, que se reconocen fácilmente por sus bases elocuentes.

https://www.youtube.com/embed/yH6eN6cbMe8

Para futuros trabajos hay mucho margen de maniobra, pero sin duda Lanza mejora cuando se alía con la tradición UK Bass de las islas y cuando se acerca al synth pop sin entrar en terrenos explícitos, de sobra machacados. Hasta entonces, Pull My Hair Back queda como un prometedor debut, pero aún queda lejos de un equilibrio sorprendente entre ambos géneros. Cuando más gana es cuando se decanta por la balanza electrónica.

6.9/10

Un buen debut el de Jessy Lanza y buen ojo el de Hyperdub. Aunque no todas las canciones logran sonar tan efectistas como las mejores, por momentos la mezcla de géneros queda bastante aceptable, a pesar de que se pueda mejorar. Lo más importante es que hay madera para mejorar holgadamente. De momento, se puede bailar o disfrutar de su voz aterciopelada sin problema.

Anuncios