Se está haciendo de rogar Jon Hopkins, a pesar de que no hace tanto de su último trabajo, el fabuloso Singularity. No obstante, entre ese y el anterior pasaron 5 años de distancia, y eso es algo que no queremos. Mientras se entretiene con proyectos y colaboraciones con Jesse Lee Owens, el productor nos entrega píldoras de su talento.

Su última composición es esta ‘Scene Suspended‘, una pieza que improvisó en el Sydney Opera House el pasado mes. Aquí nos ofrece un registro diferente, cambiando el tradicional trabajo de múltiples capas de sonido por un toque más minimalista y de piano. Un interesante movimiento.