José Mercé en el Teatro Jovellanos (Gijón, 12–02–2011): mucho ruido y pocas nueces

By
0 0 0 No comments

Llegaba José Mercé al Teatro Jovellanos con todo el papel vendido para poner su guinda al Festival de la Palabra que anualmente organiza, siempre con interesantes carteles, el coliseo de la ciudad asturiana.

Que el primer medio de comunicación del estado escribiera que Ruido es una obra cumbre del flamenco no hizo más que sacarnos una sonora carcajada cuando lo leímos, Este último disco era el que presentaba la noche del sábado en Gijón, pero pasó por el como un suspiro.

Que comenzara José Mercé su recital cantando flamenco para mí fue una sorpresa. Porque su faceta como cantaor la ha tenido olvidada desde que empezó a flirtear con la canción popular con Del Amanecer en 1998.

Después vendría Lío y el jerezano, descendiente de una de las dinastías más importantes del flamenco andaluz, los Sordera, se perdió totalmente para el flamenco, y no me considero un ortodoxo o un flamencólico, como diría Raimundo Amador.

Mercé, que venía acompañado de Daniel Morón y Juan Carlos Romero, sustituto de Manuel Morao, que causó baja por enfermedad y al que recordaron desde el escenario con un gran aplauso, cantó tres cantes que fue lo mejor de la velada.

Por ‘malagueñas’, ‘soleá’ y ‘fandangos’ sonó jondo pero me parecieron estos cantes muy planos, efectistas y con letras bastante comunes. Cuando las estaba escuchando me acordé del maestro Enrique Morente, que aún teniendo sus malos días siempre nos sorprendía con variantes antiguas, letras redescubiertas que estaba a punto de olvidarse y un toque propio. Y eso no lo vi encima del escenario del coliseo gijonés.

Después, la cosa se relajó y José Mercé, que ya tenía rendido al público, que le aplaudió a rabiar, cantó dos temas de su nuevo disco, totalmente intrascendentes, y entre medio colocó ‘Lío’, uno de sus grandes éxitos que no podía faltar esa tarde.

Las versiones que cantó, la ‘’Nana de la cebolla’, de Miguel Hernández que versioneó Joan Manuel Serrat en 1972, ‘Al Alba’, original de Luis Eduardo Aute, ‘Mamy Blue’, que hicieron grande los Pop-Tops, que llegó al bis por petición popular, no fueron más que eso, versiones aflamencadas. Y ‘Volver’, que pasó por el tamiz de la bulería, a mí me pareció sonrojante. Y no podía faltar ‘Aire’, su mayor gran éxito, al que le debe el estatus que tiene dentro de la música popular española.

Sitio oficial | José Mercé
Más en Hipersónica | José Mercé — Ruido: de aquellos polvos vienen estos lodos
Fotografías | alterna2 en Flickr

Desde 2006, sin criterio alguno. Puedes contactar con nosotros en prensa@hipersonica.com.