“Joss Stone” src=”http://img.hipersonica.com/2012/08/JossStoneSS-1.jpg» class=”centro” />

Joss Stone ha titulado a su nuevo disco de la misma manera que su debut, The Soul Sessions, lo cual ya nos da muchas pistas de lo que nos vamos a encontrar al otro lado del auricular. Aquel primer trabajo estaba compuesto por versiones de grandes temas y bestias del soul como Aretha Franklin o Laura Lee, e incluso un corte de Jack White muy bien integrado con el resto del tracklist. Desde entonces, fue poco a poco decayendo, nunca pinchando del todo, pero sí desinflándose progresivamente, como si no terminara de encontrar el camino después de haber sido capaz de hacer un gran trabajo con la inspiración de otros. Sin embargo, parece que haber vuelto a sus raíces ha sido la mejor manera de encontrarse a sí misma.

Una vez más, Stone ha decidido recuperar lo que mejor ha sabido hacer en su carrera: dar nueva vida al gran trabajo de otros. Cierto es que apoyarse sobre los hombros de gigantes de la talla de Robinson o Loudermilk podría interpretarse como una manera más o menos asequible, que no requiera un gran talento, de llegar más allá, de tocar a la gente con las manos de otros que ya lo han logrado.

https://www.youtube.com/embed/ctjP-aETJzw

Vídeo | Youtube

Tienes que ser más creativo que cuando estás componiendo tú misma. Cuando escribes, puedes hacer lo que te dé la gana, no hay reglas, no hay restricciones. Pero cuando estás versionando algo, tienes que estar segura de que la letra y la estructura de la canción es la misma. Tienes que ser respetuosa con la canción, antes de hacer cambios.

Sin embargo, tiene un ángulo afilado que quizá no salte a simple vista. Y es que las posibilidades de convertir este disco en un karaoke muy caro son elevadas. Pero Joss ha logrado esa parte tan fundamental de toda versión en prácticamente todos los cortes de The Soul Sessions Volume 2: hacer el material de otros propio, habitarlo e inundarlo de su experiencia propia, usarlo para transmitir sus deseos y anhelos.

The Soul Sessions Volume 2, la segunda oportunidad que todo adolescente querría

Cuando con dieciséis años firmas un álbum como The Soul Sessions y eres capaz de deslumbrar a propios y extraños atreviéndote a versionar un material increíblemente complejo y casi sacrosanto, es muy posible que con el paso de los años quieras echar la vista atrás y ver cómo pudiste lograrlo. Sobre todo cuando la fórmula no ha funcionado igual aplicada a sus propias composiciones.

https://www.youtube.com/embed/KEHiJKo1WiU

Vídeo | Youtube

Casi diez años después y con un carro de experiencias y madurez a tus espaldas, la lente se vuelve de un color distinto. Y sobre todo, es muy interesante que la propia artista sea capaz de ver este cambio de perspectiva, de posición vital y sobre todo, de momento artístico.

He tenido un montón de tiempo para probar diferentes métodos de cara al público. Algunos no funcionaron, y otros sí. Eso no significa que pueda decir que sé lo que estoy haciendo. Lo más inteligente es darse cuenta de que no sabes lo que haces, y vivir con ello. Sólo hago ruido y espero lo mejor.

Si hay algo que siempre ha tenido Stone en las venas es un fantástico gusto por el soul y el blues que se traduce en una elegancia que se ha ido depurando con cada disco y que, en canciones como ‘Pillow Talk’ o ‘Then You Can Tell Me Goodbye’ es un hilo conductor y distintivo que convierte dos temas buenos en dos grandes temas.

https://www.youtube.com/embed/4MghRnBnT-k

Vídeo | Youtube

A la espera del gran salto

Muchos de los ingredientes que se disfrutan en The Soul Sessions Volume 2 ya estaban insinuados en su primera apuesta, pero han madurado, florecido y marchitado con el paso de los años, algunos convirtiéndose en verdaderos signos de identidad que habían quedado latentes en los discos que había compuesto de su puño y letra.

La elegancia va de la mano en el primer puesto del podio con la magnífica voz de Stone. Una voz que, como su expresividad e interpretación, ha dado un paso más allá. Donde antes era buena, ahora llega a deslumbrar en momentos cumbre que incluso te hacen dudar de que sea ella misma, como en el principio de ‘(For God’s Sake) Give More Power To The People’. Vozarrón de negra de coro de gospel de Georgia del sur.

https://www.youtube.com/embed/hiaBKrUCf2E

Vídeo | Youtube

Por interesante y atractivo que haya logrado hacer The Soul Sessions Volume 2, hay algo que parece innegable. Y es que Joss Stone no puede pasar el resto de su carrera dedicándose a hacer versiones de otros, a caminar en los zapatos de las grandes estrellas del soul, el blues y el jazz.

Por muy meritorio que sea lograr convertir estos temas en propios, llega un momento en la vida de todo artista que tiene que proponer su propio camino. Cierto que Stone lo ha intentado y el resultado no ha llegado nunca a estar a la altura de lo que hizo en su primer disco y posiblemente en este último, pero entonces tendrá que replantearse sus habilidades como compositora y, quizá, ceder el testigo a quien pueda guiarla por camino más venturoso.

The Soul Sessions Volume 2 ha sido un movimiento estratégico muy inteligente por parte de Joss Stone para quitarse el sambenito de sus anteriores discos y cerrar las bocas que continuaban aclamando su debut por encima de sus otros trabajos. Pero en cierto modo, ha dado la razón a todos los que preferíamos cuando trabajaba con material ajeno antes que con el propio, porque aquí ha vuelto a lograr encontrar un lugar en su interpretación que no había hallado todavía cuando el nombre que iba al final de cada tracklist era el suyo.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments