“Jucifer Gijon 1” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/Jucifer_Gijon-1.jpg" class=”centro” />

La verdad es que asistir a un concierto de Jucifer es toda una experiencia ultrasensorial que recomiendo encarecidamente a cualquiera que sienta verdaderamente la música extrema. Por eso no quise perderme a este dúo de titanes del sludge en su nuevo y fugaz paso por nuestro país, con otra nueva cumbre futbolística en TV en un miércoles tras el puente de mayo.

Un nivel de sonido no permitido por la OMS

Y claro, pocos fans pero selectos convocados por Noisyndicate en la sala The Class y unos Jucifer que se despacharon a gusto durante una hora de terrorismo sonoro. Sesenta minutos aptos solo para iniciados, estómagos ávidos de metal extremo con un nivel de sonido no permitido por la Organización Mundial de la Salud.

“Jucifer Gijon2” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/Jucifer_Gijon-2.jpg" class=”centro” />

Fue una pena que hubiera que suprimir al menos un bis por lo de siempre, los decibelios por encima de lo permitido para la sala y riesgo de una protesta vecinal a la policía. Con todo y con eso, la puesta en escena de Jucifer es digna de ver.
Ella, Amber Valentine, con su larga melena rubia suelta tapando su cara, sacando riffs demoníacos de su guitarra Flying, moviendo atrás y adelante y ofreciendo una voz gutural que metía miedo; él, Edgar Livengood, con la batería adelante, y cargándose literalmente parches y platos, a uno le faltaba un trozo, tomando a veces la voz cantante, más chirriante y cortante, y vaciándose como ella hasta la extenuación.

A diferencia de sus discos, el último de ellos fue Throned in Blood (Nomadic Fortress Records 2010), que por cierto no tenían a la venta pues está agotado, sus conciertos son pura adrenalina sludge puro y duro, algunas partes de grindcore a toda pastilla y un pelín de stoner.

El repertorio era lo de menos, de hecho, ni ellos tenían un set-list preparado. Cien por cien intuitivos, Jucifer no dieron tregua ni un segundo. Sí, van a piñón y quien no esté en el rollo puede argüir que son aburridos; nada más lejos, solo ver las caras de trance de Livengood y sus maneras en la batería es haber suficiente como para haber asistido al este recital de puro free extreme metal.

“nota 9,40” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/nota 9,4.jpg” class=”derecha” />Y antes, los cántabros Témpano, calificados como emoviolencia en la onda de bandas del sello Ebullition o Level Plane, nos dieron su tercer concierto. La única pega que se les puede poner es el estatismo en escena, todo lo demás, esas voces chirriantes, la del guitarrista y el batería, y su compendio de metal experimental me parecieron muy solventes.

Sitio oficial | Jucifer
Fotografías | Víctor R. Villar en Pinterest
Más en Hipersónica | Si estás en Asturias todavía tienes tiempo para ver hoy a Jucifer en concierto: el dúo internacional más salvaje de sludge-stoner

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments