En Francia son muchos y muy buenos los artistas electrónicos. Por lo general, suelen venir en paquetes de dos en dos y envueltos en la etiqueta french house. Por eso, si uno quiere despuntar de entre los grandes de ese estilo, tiene que ser original y aportar algo nuevo y fresco a lo que ya existe.

En un primer momento, muchos pensaron que Justice lo aportaban. Su estilo en Cross era un mezcla entre ese french house y el rock; mucho más presente este último que, por ejemplo, en la música de Daft Punk, aunque si bien en aquel debut incluían algunos pelotazos incontestables, capaces de hacernos bailar como posesos, (sólo había que leer títulos como el de ‘D.A.N.C.E.’ para tener claras las intenciones de Gaspard Augé y Xavier De Rosnay,) siempre he creído que no llegaron a despegarse lo suficiente del estilo del dúo de los cascos de robot.

Justice: sorprendiendo a propios y extraños a base de rock

Ahora, cuando todos esperábamos un más de lo mismo; una simple evolución de ese sonido claramente inspirado en los mejores Daft Punk, vienen Justice y se sacan de la manga Audio, Video, Disco, un álbum que ahonda precisamente en la otra cara de Daft Punk, la menos explotada, aquella que los emparentaba, muy lejanamente, con el rock, y hacen de ella su seña de identidad, consiguiendo ese toque de distinción que podría hacerlos realmente originales.

https://www.youtube.com/embed/SVq2yMuAMVQ

Los temas de este álbum son la demostración de como hacer música del pasado con elementos del futuro… y viceversa, porque los 11 temas que lo componen están repletos de samplings y guiños a los grandes del rock de los 70 y los 80.

No en vano, los mismos Justice, ya dejaban claro que Led Zeppelin está en las bases del disco, y a cualquiera con un buen oído no se le pasaran samplings de la música de Black Sabbath, The Who o Queen.

Sabor añejo en los temas de Audio, Video, Disco

Son realmente las guitarras o sus sonidos electrónicos equivalentes, presentes en el ADN de la mayor parte de los temas que componen Audio, Video, Disco, las verdaderas protagonistas, como vemos ya desde el primer momento en la monstruosa y grandiosa ‘Horsepower’, en ‘Brainvision’ o en ‘Parade’, temas que encontrarían su lugar en el escenario de una banda de rock, pero que nos llegan con bases y synths programados tan sólo por dos personas.

Temas como ‘Ohio’ nos pueden dejar algo descolocados. Estos no son los Justice que esperamos, más cercanos a los Queen más psicodélicos o incluso a los Beach Boys más tardíos, con Vincent Vendetta, de Midnight Juggernauts a las voces, en un tema que comienza provocando un supino aburrimiento para despertarnos de pronto hacia el final con una interesante dosis de “electroguitarra”.

http://s3-eu-west-1.amazonaws.com/playerbecause/player.html?p=eJI8VybHxPxc84

Mirando al pasado para tocar el futuro

Quizás el tema más Daft Punk del álbum lo encontremos en ‘On’n’On’, con la voz de Morgan Phalen, de Diamond Nights, aunque Robert Plant y su estilo planean a lo largo de los 4 minutos y medio que dura. No así en ‘Newlands’ donde Phalen vuelve a cantar en el que es quizás el tema que suena más clásico y que recordará en cambio a los Who y en buena medida a Supertramp.

La joya de Audio, Video, Disco para mí es ‘Helix’, que mantiene ese toque rockero sin descuidar el enfoque a la pista e incluye además samplings de Queen. Probablemente el tema más bailable del tracklist, que bien podría haber sido el as en la manga si no hubiese sido desvelado antes de tiempo.

Y es que esto puede cogernos realmente por sorpresa si esperábamos que todo el álbum fuese en la línea de los dos primeros adelantos. ‘Civilization’ primero, (aquí en una versión algo más corta y correcta que la del single,) y ‘Audio, Video, Disco’ después, eran más o menos la continuación de lo iniciado con Cross, aunque en una versión descafeinada, falta de gancho. Con anticipos así, Augé y De Rosnay nos hicieron pensar que este sería Crosses II, y no un álbum que nada tenía que ver con aquel.

Muchos habrán sido los decepcionados, aunque los seguidores de Justice probablemente pensarán que esta es una continuación más que digna. Pero no quedará ahí la cosa, ya que seguramente serán muchos rockeros de la vieja escuela los que se suban al carro justiciero gracias a estos nuevos temas. Y por supuesto, con cortes así, no hay motivo para pensar en alergias a las máquinas. Jamás sintes y software se usaron para ofrecer resultados más clásicos.

Sin duda, el camino elegido por Justice no ha sido el camino fácil. Bien podrían haber ahondado en una fórmula probada, que les ha funcionado perfectamente, pero han preferido mirar atrás buscando el camino para innovar, para ofrecer algo diferente. Si lo han conseguido o no es otro asunto, aunque a día de hoy no hay mucha gente explotando esta fórmula.

En definitiva, Audio, Video, Disco es un trabajo muy recomendable, sobre todo para los aficionados al rock clásico. Los electrónicos también estarán satisfechos en buena medida, pero posiblemente esperaran otra cosa. Eso sí, para nada creo que el material que finalmente han entregado Justice mereciera el hype al que se nos ha sometido estos meses.

Audio, Video Disco, tracklist

01. Horsepower

02. Civilization

03. Ohio

04. Canon (Primo)

05. Canon

06. On’n‘On

07. Brianvision

08. Parade

09. Newlands

10. Helix

11. Audio, Video, Disco

En Hipersónica | Justice volverán próximamente con Civilization | Justice dejan caer el tracklist de Civilization: más hype, por favor

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments