Kaiser Chiefs — Education, Education, Education & War

Posiblemente, de todas las “tragedias” que pueden ocurrir en el seno de una banda, el abandono del batería sea la menor de ellas; al fin y al cabo, un batería puede ser buenísimo, pero casi nunca lleva sobre los hombros la personalidad de un grupo. Más fácil será reconocer el estilo del guitarra o del bajo que el del encargado de la percusión.

Pero la cosa cambia, y mucho, sí el que aporrea con las baquetas es también el que compone la mayor parte de los temas, que es exactamente lo que le ocurría no hace mucho a los británicos Kaiser Chiefs, cuando Nick Hodgson dejaba a la banda huérfana, no sólo de batería, sino también de compositor, hace un par de años.

Sólo con eso, los fans que nunca se hayan sentido incómodos con la trayectoria de Ricky Wilson y compañía hasta el momento, incluido su cuarto álbum, The Future Is Medieval, ya debían haberse preocupado con el anuncio de un quinto trabajo, el que nos ocupa, Education, Education, Education & War.

Kaiser Chiefs: como pollo sin cabeza

Porque, los Kaiser, aún con los habituales altibajos que se presuponen a una banda que empezó haciendo música para adolescentes rebeldes y que no ha terminado de madurar como debería, han estado ofreciendo poco más o menos que lo mismo durante los nueve años que han pasado desde su debut, y es por eso por lo que algunos se han hecho incondicionales de su música.

Así que, los fans de siempre debían estar preocupados, sí, pero los que esperasen algo nuevo de la banda debían estar frotándose las manos… Y resulta que, lo más curioso del caso, al final, es que una vez desmenuzado Education, Education, Education & War, son los primeros los que salen ganando y lo segundos los que se quedan como estaban.

Increíblemente, Ricky Wilson y sus chicos han suplido la ausencia de Hodgson con 10 nuevas canciones que suenan poco más o menos que a lo mismo de siempre; mantienen la personalidad de los Kaiser Chiefs y aportan poco más que nuevos títulos a su repertorio.

Education, Education, Education & War: mucha educación, para no defraudar a los fans

El quinteto no se aparta ni un ápice de la música que ha venido entregando a lo largo de esta década en activo, dejándonos más rock bordeando el punk aunque con más de brit pop que de otra cosa, algo de temática social, (el título del álbum hace referencia a una frase en un discurso sobre educación de Tony Blair, por ejemplo) y estribillos y melodías coreables, repletos de na-na,nah’s, ha-ha-ha’s y la-la-la’s (muy british, of course), con la vista claramente puesta, una vez más, en los grandes estadios y los festivales estivales.

Pero que consigan seguir sonando a ellos mismos no significa que todo esté bien en el seno de Kaiser Chiefs. De hecho, el mismo Wilson admite que se han acomodado demasiado, y que es por eso, para ayudar a las ventas de su quinto trabajo, por lo que ha aceptado participar como jurado en el talent show británico The Voice.

Y eso es básicamente en lo que se puede resumir Education, Education, Education & War: sonido Kaiser Chiefs acomodados. Porque, por una parte, aunque han sabido mantenerse en su línea de siempre, han perdido la garra en sus letras, y lo que queda de temas como ‘I Predict A Riot’ es más bien una versión aburguesada de los jóvenes inconformistas que fueron, y por otra, porque simplemente se dejan llevar por su propio estilo, tratando de parecerse a sí mismos en lugar de aprovechar la marcha de Hodgson para insuflar un poco de aire fresco al mismo tras haberse ido desinflando progresivamente desde Employment.

Y para muestra, un botón más, como el primer single elegido, ‘Coming Home’, un medio tiempo bastante flojo, que apuesta por la radio fórmula fácil, y simplemente aprovecha el tirón de un Wilson cómodamente apoltronado en la butaca de The Voice. Y sorprende, sobre todo porque los dos primeros adelantos, ‘Misery Company’ y ‘Bows & Arrows’ iban mucho mejor encaminados a ser singles, y, sobre todo el primero, más en la línea de lo que se espera de la banda para el lanzamiento de un primer sencillo de un disco. Pero no, han preferido elegir un sonido más “blandito” para presentarse y, seguramente, las y los enfervorecidos seguidores del programa de televisión tendrán algo que ver.

Y aún tienen otro cartucho similar entre las municiones de Education, Education, Eductaion & War, porque ‘Meanwhile Up In Heaven’ sigue la misma línea de medio tiempo para adolescentes que el primer single; ambos tratan de ser el mismo tipo de himno baladesco de estadio, mechero en alto mediante, pero no llegan al nivel de los sencillos de antaño.

Pero como el título del disco sugiere, esta quinta entrega de los de Leeds trata de ser más combativa de lo que aparenta el single, y lo consigue a medias, porque, mientras la mayor parte de los temas tiene un sonido lo suficientemente agresivo, repleto de guitarras y bajos potentes, como para que así los consideremos, las letras se quedan a medias y en ese aspecto sólo destacan ‘The Factory Gates’ y su intento de ser himno obrero, ‘Cannons’, con poema de guerra de Bill Nighy incluido, ‘Misery Company’ o ‘Ruffians On Parade’.

6.5/10

Kaiser Chiefs — Education, Education, Education & War

Así que, Kaiser Chiefs superan una crisis, pero no salen todo lo airosos de ella que nos habría gustado. Con Education, Education, Education & War ofrecen un disco a todas luces superior a The Future Is Medieval, y tratan de recuperar la esencia de sus dos primeros álbumes, aunque esto no lo llegan a conseguir, dejándonos canciones que tratan de ser combativas pero se dejan por el camino el toque divertido de ‘Ruby’ o ‘I Predict A Riot’.

Al menos, dejan un disco potente, consistente casi de principio a fin, y con una duración muy ajustada, que en este caso les favorece. Y aún habiendo salido por una inesperada tangente con la elección del primer single, sí que se le puede criticar demasiada confianza en su sonido de siempre y se echa en falta algo más de riesgo, ahora que hay motivos más que justificados para arriesgar, pero, como decía, ese es el problema del que está demasiado acomodado.

  1. The Factory Gates
  2. Coming Home
  3. Misery Company
  4. Ruffians On Parade
  5. Meanwhile Up In Heaven
  6. One More Last Song
  7. My Life
  8. Bows & Arrows
  9. Cannons
  10. Roses
Anuncios