“starttherevo” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/criticas-hs-2012kaiserchiefs.jpg» class=”centro” />

Hace unos meses, se publicaba en Europa The Future Is Medieval por parte de los Kaiser Chiefs y si, es cierto, en Hipersónica no le dedicamos la merecida crítica a aquel cuarto álbum de los de Leeds. Pero, cosas del destino, pocas veces una banda da una segunda oportunidad para ponerse al día, para que le hagan la crítica al mismo álbum y, hasta en eso, han querido ser “originales” ellos.

The Future Is Medieval: los experimentos, mejor con gaseosa

El caso es que allá por junio del año pasado, se ponía a la venta The Future Is Medieval, de una forma más que peculiar: colgando en su web oficial veinte temas de los que elegías diez, le ponías la portada que tú mismo diseñabas eligiendo de entre unos cuantos elementos gráficos que tenías a tú disposición, hacías tu pedido y esperabas en casa a que te llegara tu copia personalizada. Lo que muchos llamaron “hacerse un Radiohead”, vaya…

Original, sí, pero mal planteado. Por un lado, ¿qué pasaba si querías tener todos los temas? ¿pagabas dos veces? Y por otro, porque no ponerlo a la venta de la forma habitual, para todos aquellos que no querían tantas complicaciones. Si, todo aquello se hizo, pero el error fue no informarlo como era debido. Se dio más bombo de la cuenta a la novedosa estrategia de venta y nadie se acordó de hacer el suficiente hincapié en que habría una edición normal y corriente, con los temas elegidos por la banda en las tiendas un poco más tarde, así que el disco pasó sin pena ni gloria y algunos ni llegaron a enterarse de que existía.

Aquello además, complicaba un poco la labor del crítico: puede que lo que él escuchara fuera completamente diferente a lo que el aficionado tuviera entre sus manos, por lo que la experiencia respecto al álbum podía (y debía) ser distinta según quien lo hubiera oído. Así que, si habitualmente no estáis de acuerdo con lo que decimos o dejamos de decir, imaginaos en un caso así.

https://www.youtube.com/embed/0VHmc6LEU_o

Visto el fiasco que supuso The Future Is Medieval en nuestro continente, que, por supuesto, no recibió las ventas esperadas, Kaiser Chiefs han debido pensar que sus temas se merecían la misma segunda oportunidad que los que no les dedicamos la crítica en su momento; que no debían pasar inadvertidos por una mala estrategia comercial. Así que para ponerlo en circulación al otro lado del charco han decidido hacer borrón y cuenta nueva, dándole otro título, Start The Revolution Without Me, (que se debían haber aplicado entonces: las revoluciones en la industria discográfica, que las empiecen otros, han debido pensar) y sin jaleos do it yourself de ningún tipo, aderezándolo eso sí, con un par de temas completamente nuevos y tratando de que los 11 cortes elegidos para esta reedición fueran en realidad los mejores de entre los que había disponibles.

Dudo mucho que, a estas alturas, cualquiera interesado en Kaiser Chiefs, no esté al tanto de lo que ofrecían en The Future Is Medieval, pero por si acaso, cabría aclarar que repetían casi punto por punto la fórmula de sus tres anteriores trabajos: música para festivales, a veces rock, a veces pop, cargada de influencias punk y new wave y tarareables estribillos repletos de oh-oh-oh’s y nah-nah-nah’s, aunque para entonces habían perdido la frescura de sus primeros hits debido sobre todo al abuso de las mismas premisas una y otra vez.

Start The Revolution Without Me: tapando un roto con un descosido y dos hits

Pero si con aquellos primeros hits era difícil estar ante le escenario de este o aquel festival y no ponerse a saltar, casi cualquiera de las veinte propuestas de The Future Is Medieval te dejaba con cara de indiferencia. Si, la mayor parte de los temas están pensados para ser tocados ante miles de personas, pero los oh-oh-oh’s en esta ocasión han perdido el gas, como un refresco abierto hace un par de horas, y ya no tienen esa efervescencia que tenían entonces.

https://www.youtube.com/embed/Z5BXPHMA0F8

Porque a Kaiser Chiefs se les puede respetar todo lo que se quiera, pero no se les puede tachar de originales. Nunca han querido descubrir la rueda, pero si que han encontrado más o menos la cuadratura para su círculo, con melodías contagiosas y guitarras electrizantes y tirando de influencias más o menos clásicas. En esta ocasión, tampoco pretendían ser profetas en tierra de nadie, pero su círculo ya no cuadra como antes. Sus nuevas canciones siguen la línea de las anteriores, si, pero por el camino se han dejado esa diversión que si que causaban antes. Temas como ‘Little Shocks’ o ‘Starts with Nothing’ no dejan de ser buenos temas, pero carecen de ese no sé qué que si tenían otros como ‘Ruby’ o ‘I Predict A Riot’, por citar sólo alguno de los más conocidos. Ni te provocan ganas de cantar ni mucho menos de ponerte a saltar. Y eso que la primera sirvió como single de adelanto para The Future Is Medieval.

Así que, con Start The Revolution Without Me había dos cosas que solucionar. Por una parte la fallida estrategia de venta en Europa, que con esta edición americana está más o menos resuelta, siempre y cuando no seas un fan cabreado que piense que le están tomando el pelo ofreciendo un producto mejor en otro mercado. Y por otra la de añadir algún verdadero gancho, uno de esos temas que hacen a esta banda, si no innovadora, al menos inconfundible.

https://www.youtube.com/embed/Tt4JGk6pn2U

Vale: con los 11 temas que ya encontrábamos en The Future Is Medieval (o en la oferta do it yourself, para hablar con propiedad) nos vamos a quedar igual que estábamos: aburridos y bostezando, pero al menos con las dos nuevas incorporaciones al tracklist, ‘On The Run’ y ‘Kinda Girl You Are’ la cosa cambia, y los objetivos se cumplen. Hay dos hits claros, sin discusión, radiables y para enganchar al público.

El primero se acerca más al rock potente de sus anteriores trabajos y tiene lo que a ‘Little Shocks’ le faltaba. No falta el oh-uh-oh imprescindible en cualquier single que se precie de ser de los Kaisers, y además es una canción pegadiza. Pero nada comparable con la divertida ‘Kinda Girl You Are’, que es exactamente el ‘Ruby’ del que carecía el fallido intento del viejo continente. Ese es el tema que todos esperábamos de ellos cuando supimos que estaban de vuelta…

En resumen, no se sabe si es mejor llegar, aunque sea tarde, que hacer las cosas mal. Está claro que con The Future Is Medieval el tiro le salió por la culata a Ricky Wilson y a los suyos y había que tratar de poner remedio antes de que le barco se hundiera.

Sin este parche para los americanos, puede que para cuando trataran de volver a lanzar material ya nadie se acordara de ellos, excepto los que se sintieron engañados. Y precisamente ahí es donde tienen un problema: ¿cuántos de los que compraron sólo 10 canciones estarán satisfechos viendo que en para el mercado americano la cosa se está haciendo bien? A ellos se les ofrece el disco, único, sin fantasías futuristas que debió salir a la venta en junio de 2011 aquí también. Y mientras Kaiser Chiefs se deciden a lanzar verdadero material nuevo, mejor que vayan tachando de sus agendas al amigo que les dio el consejo de lanzar discos de esta manera.

Start The Revolution Without Me, tracklist:

“starttherevolution250” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/starttherevolution250.jpg» class=”derecha” />

01. Little Shocks

02. On The Run

03. Heard It Break

04. Kinda Girl You Are

05. Starts With Nothing

06. When All Is Quiet

07. Cousin In The Bronx

08. Things Change

09. Man On Mars

10. Problem Solved

11. Can’t Mind My Own Business

12. Child Of The Jago

13. If You Will Have Me

En Hipersónica | Kaiser Chiefs, vídeo de ‘Kinda Girl You Are’: product placement y starlet placement todo en uno | Kaiser Chiefs — The Future Is Medieval: el futuro será medieval, pero ellos tienen unas ideas muy futuristas

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments