Como sabéis, Kanye West ha decidido poner fin a seguir haciendo música secular y dedicar toda su futura obra a propagar la palabra de Dios y los valores religiosos. Al menos eso es lo que dice este mes, veremos dentro de unos cuantos a ver con qué sale.

Mientras tanto, el rapero ha expresado severas preocupaciones sobre su éxito y la forma de llegar a él. Según ha comentado en una entrevista su pastor, Adam Tyson, Kanye le planteó sus dudas respecto al género musical y llegó a considerar dejar de rapear por completo por, según dice, considerar el hip hop «la música del diablo».

Tyson le quito la idea de la cabeza y le aconsejó utilizar su plataforma y su talento para difundir la voluntad del señor, no había necesidad separar la religiosidad del rap. Y ese consejo probablemente lo veamos reflejado en el próximo trabajo de West.

Jesus Is King está anunciado para este mismo viernes 25 de octubre, pero cualquier cosa puede pasar de aquí hasta entonces. Los caminos del señor son inescrutables. También hay anunciado para ese día un estreno en salas IMAX de una película documental sobre el disco.