Kanye West está dispuesto a llevar hasta el final su amor por Dios y su devoción hasta extremos insospechados. Ya tuvo sus momentos de debilidad al pensar en dejar el hip hop, ya que lo veía como la música del diablo.

Pero ha vuelto (más o menos) trabajando en un disco llamado Jesus Is King, que a estas horas seguimos esperando a que salga. Sin embargo, resulta curiosa la norma que impuso Kanye para mantener la pureza en todo el proceso de creación del álbum.

Al parecer, el rapero pidió a la gente que trabajaba en el disco que se abstuviera de realizar sexo prematrimonial durante el proceso. Además, les pedía no trabajar en otros proyectos para poder centrarse exclusivamente en este. La palabra de Jesus no se difunde sola.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments