Kanye West — The Life of Pablo


Creo que a estas alturas hasta las personas que jamás han escuchado un disco de Hip Hop conocen a Kanye West. Los motivos son varios: ser la pareja de Kim Kardashian, tener el ego más grande del planeta o estar completamente loco. Bueno, también hace música y su último disco es The Life of Pablo (GOOD Music, 2016).

En defensa de West hay que reconocer que tiene una de las carreras más sólidas que ha habido dentro del Hip Hop y que ha mantenido un enorme nivel de calidad desde que lanzara su primer disco en 2004. Mención especial tienen sus dos anteriores obras, My Beautiful Dark Twisted Fantasy (Roc-A-Fella Records, 2010) y Yeezus (Roc-A-Fella Records, 2013). En estos West abandonó el estilo más convencional de sus producciones anteriores y experimentó y amplió las fronteras del género.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify%3Atrack%3A6X6rEM1F1eMXhVBSGEEnMz

El problema es que nadie es capaz de doblar continuamente la apuesta y ganar siempre. En sus dos últimos discos West ya se arriesgó y salió vencedor, lo que le situó en el trono del rap, pero convencido de su infalible genialidad ha vuelto a saltar al vacío. Y esta vez el talento o la inspiración no han estado a la altura.

Doble o nada

The Life of Pablo no es un disco de Hip Hop al uso. Desde su plantemianto se corresponde con la imagen que West tiene de sí mismo: enorme. Son 19 canciones nada menos (aunque muchas de escasa duración que apenas pasan de los dos minutos), con una cuidada producción y una enorme lista de colaboraciones que incluye a lo más florido de la música negra estadounidense del momento. Algunos de los que pasan por los micrófonos son Rihanna, Frank Ocean, Young Thug o Kid cudi entre muchos otros.

The Life of Pablo no es un disco de Hip Hop al uso. Desde su plantemianto se corresponde con la imagen que West tiene de sí mismo: enorme. Es, por tanto, deslavazado y errático

Pero tampoco nos pongamos catastrofistas. Con toda la experiencia, capital, contactos y medios de que dispone West es difícil que perpetre un completo fiasco. The Life of Pablo tiene destellos de brillantez. La pega es que en unos casos son abortados en pistas demasiado cortas y en otras ocasiones momentos prescindibles se alargan demasiado. El disco es tan desequilibrado que la duración de las canciones varía entre los 38 segundos y los más de seis minutos.

https://www.youtube.com/embed/lNkYEgyVxBg

El resultado es que ninguna de las composiciones acaba siendo especialmente destacable y la barroca producción queda como un grupo de ideas deslavazadas. Probablemente el ejemplo más claro de este popurrí es la canción ‘Famous’. En ésta caben una colaboración de Rihanna, un sample de la canción ‘Bam Bam’ de la cantante jamaicana Sister Nancy, Kanye llamando “bitch” a Taylor Swift y acabar con otro sample de Nina Simone en el que canta “I’ve loved you better that your own kin did”. Y todo esto en poco más de tres minutos.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify%3Atrack%3A4JwJuaylW9pXT2ZmOh3Ome

El problema de Kanye es que piensa que el resultado de toda esta mezcla dispar e inconexa es algo complejo y sofisticado. Porque no es algo accidental, es totalmente premeditado. Pero West está en otra realidad en la que su ego le impide ver que nada que se le ocurra pueda no ser genial. Y aunque quede alguien en su entorno que tenga el valor de decirle que el rey está desnudo dudo que tuviera ningún efecto. Sólo así se le pueden ocurrir a una persona ideas como anunciar en el Madison Square Garden que va a lanzar un videojuego que trata sobre su madre ascendiendo al cielo.

5,5/10

Anuncios