Anuncios

Katy Perry en la Super Bowl: cuando la música es lo de menos

Un año más, la liga de fútbol americano, la NFL, ha tenido su gran fiesta con una final que ha enfrentado a los Patriots de Nueva Inglaterra con los Seahawks de Seattle, viendo como los primeros se alzaron con la preciada Super Bowl.

Pero no es el aspecto deportivo el que nos llama la atención en Hipersónica, claro. Este año, la reina de la fiesta era Katy Perry acompañada por un séquito encabezado por Lenny Kravitz para hacer como que tocaba la guitarra, y una Missy Elliot capaz de eclipsar incluso a la reina de las piruletas y los rugidos. Ellos, y una horda de fichas de ajedrez danzantes, balones de playa con ojos y adorables tiburones estilo cartoon.

Muy en la línea de la Perry, por supuesto, quien, para que negar lo evidente, brilló también con luz propia. No hubo necesidad de hacer la peineta a nadie: un león metálico cual caballo de Troya ya era capaz de todo eso y mucho más, y si no, ver volar a Katy bajo un dron disfrazado de estrella de oriente al ritmo de ‘Fireworks’ ya podía servir de apoteosis final a la fiesta de los excesos musicales.

Un show en el que efectos de luz e imagen fueron tan protagonistas como la estrella del pop, y que demostró que, a la hora de hacer las cosas a lo grande, “a lo Hollywood”, a los americanos no hay quien les gane. Incluso si las canciones que suenan no son dignas de muchos fireworks.

Eso si, no cabe duda de que Katy sabía que era su noche. Sin apenas un fallo, excepto en la voz en algunos momentos, nos hizo olvidar actuaciones pasadas y dejó claro que, hoy por hoy, tampoco tiene mucho que envidiar a, por ejemplo, Madonna. Su cara radiante lo decía todo.

De sus compañeros de fiesta, poco más que añadir. Kravitz lució palmito (y guitarra) y poco más, cantando sólo parte de ‘I Kissed A Girl’, mientras que Elliott, en los tres covers de sus temas que se cantaron, empequeñeció a Perry a ritmo de bajos gordos y rimas más que conocidas. Todo ello mientras Perry lucía una camiseta con un enorme 49 que podía inducir a error: no es que sea hincha de los 49ers, es que era la edición número 49 de la Superbowl.

Un total de nueve canciones, tres de Elliott el resto de Perry, amenizaron el descanso de la Super Bowl e hicieron vibrar no sólo a los asistentes y a los que estuvieron pendientes de los televisores anoche. También a los que nos hemos tragado los doce minutos de show musical en diferido…Como digo,a la hora del espectáculo, queda claro que los norteamericanos no tienen rival. Y lo saben.

Las canciones de la 49ª edición de la Super Bowl

  • Roar
  • Dark Horse
  • I Kissed a Girl (con Lenny Kravitz)
  • Teenage Dream
  • California Gurls
  • Get Ur Freak On (cover de Missy Elliott, con Missy Elliott)
  • Work It (cover de Missy Elliott, con Missy Elliott)
  • Lose Control (cover de Missy Elliott, con Missy Elliott)
  • Firework
Anuncios