Katy Perry no ha sacado el mejor disco de su carrera con Teenage Dream. Como ya dije en su día, tiene momentos entretenidos por ligeros, pero la tónica general del álbum es bastante vulgar y no nos deja ningún corte a la altura de ‘I Kissed A Girl’, sin ir más lejos.

Sin embargo, la labor de promoción del segundo disco de Katy Perry continúa y esta vez le ha llegado el turno a ‘Fireworks’. Elegido tercer single de Teenage Dream, lo cierto es que no es ni el mejor tema ni el que mejor labor desempeñaría en estas lides, pese a que la cantante la considera su canción favorita del disco y elevándola a la categoría de himno.

La letra habla sobre dejar que nuestros fuegos artificiales brillen, tratando de empatizar con todas aquellas personas que en algún momento de su vida se han sentido como un despojo. Perdonad mi descreimiento en este sentido, pero me parece un recurso de baratillo cuya lírica no es que brille por su ausencia, es que resalta como un cartel de neón hortera y doloroso a la vista.

Boom, boom, boom,
Even brighter than the moon, moon, moon.

El vídeo que acompaña a ‘Firework’ ha sido dirigido por Dave Meyers, que ya trabajó con mi querida P!nk en aquel fantástico ‘Don’t Let Me Get Me’, y en él podemos ver, como digo en el título del artículo, a Katy Perry entrando en colorista ignición pectoral, posteriormente acompañada por toda una retahíla de gente que, según los cánones sociales, se sienten terriblemente mal por no tener una talla 36 o ser homosexuales. Ingenioso, ¿verdad?

¡Gracias a Hijo de Troll por el soplo!

Vídeo | Youtube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments