Katy Perry ha exprimido al máximo su tercer disco de estudio. Después de sacarle la friolera de seis singles, decidió que lo suyo era achucharlo un poco más y preparar una reedición a la que bautizó como Teenage Dream: The Complete Confection. Le añadió unos remixes y un puñado de temas que no habían pasado el corte para colarse en el tracklist de la edición original y lo lanzó al mercado. Y a seguir sacándole todo el jugo posible a un trabajo que lleva meses más que agotado.

Después del prescindible ‘Part Of Me’, en cuyo vídeo veíamos a Katy Perry convirtiendo en un dramón desproporcionado una situación común de la vida de cualquier ser humano, ahora le toca el turno al nuevo single con el que se cierra definitivamente el capítulo de de la historia pretendida de Teenage Dream. ‘Wide Awake’ carece del único punto fuerte que suelen tener algunos sencillos de la cantante, el punch que hace que se te pegue aunque ni siquiera te convenza como canción.

El vídeo de ‘Wide Awake’ ha sido dirigido por Lance Drake, y según la propia Perry, es una metáfora de su vida. Parece que su divorcio de Russell Brand le está saliendo rentable, porque rara es la canción que sale como single que no tenga alguna relación con el asunto, lo cual ya termina siendo un pelín repetitivo. El clip tiene momentos en los que es imposible no alzar la ceja; una especie de fantasía de princesa Disney con una copa D acompañada de una niña que da más yuyo que las gemelas de ‘El Resplandor’. Aúpa.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments