Keaton Henson — 5 Years

Empieza a llegar un momento en el que Keaton Henson nos recuerda a Ty Segall. Obviamente no en cuanto a sus conceptos de discurso musical a transmitir, pero sí en la diarrea creativa de la que parecen ser padecedores perennes y, además, por quererlos en esta casa de manera especial, considerarlos “artistas franquicia”. De Keaton Henson ya os habíamos contado, salvo su debut discográfico, casi todo. La maravillosa sutileza de Birthdays, el impresionante bofetón que nos pegó pasándose a la neoclásica de la mano de Ren Ford en Romantic Works (un trabajo que ocupó el Top 1 de una de nuestras listas de géneros en 2014), o sus coqueteos con la electrónica en su proyecto paralelo, Behaving.

Ahora, no sabemos si para tomarse un respiro o por qué otro motivo, el londinense repasa su lustro de carrera musical en 5 Years (Faber Music Genre, 2015). Se trata de un trabajo con descartes de los dos Keaton Henson que trabajan bajo ese nombre: el cantautor folk, o el artista de cámara. Casi a partes iguales, aunque el número de cortes cantados supera a lo meramente instrumental. 5 Years es un disco de descartes, decimos, y lo cierto es que se nota. Aunque no existe un solo tema desmerecedor de ver la luz, la nota media de estas composiciones es sensiblemente inferior a los trabajos que ha ido entregando Keaton Henson durante su carrera.

7,7/10

‘Wildwood’ nos abre el apetito y el alma. Nos prepara para los movimientos de cuerdas habituales, para el sonido que hizo de Henson uno de las apuestas más interesantes del folk de los últimos años. Aún así, se entiende que cortes como estes, o incluso como los todavía más meritorios ‘To Death’ o ‘Don’t Be Long’. Sumémosle a ello las improvisaciones con Ren Ford, ‘Softly’, o esa preciosidad a piano que es ‘Stairway’ y, al final, volvemos a tener un trabajo que sería una pena que no hubiese visto la luz. Sin llegar a la excelencia, Keaton Henson la vuelve a rozar. Y con las sobras, con lo que un día dejó guardado en un rincón porque no le servía del todo. Nosotros, mientras, pedimos que esto no pare, que continúe el exceso de creatividad

Anuncios