Reconozco que tenía bastantes ganas de ver qué nos ofrecerían Killer Be Killed en su álbum debut sobre todo para ver sobre qué estilo iban a acomodarse. Una banda que junta a gente tan buena en el mundo del Rock y del Metal como Max Cavalera, Greg Puciato, Troy Sanders y Dave Elitch tenía unas cuantas papeletas para salir bien, pero también es cierto que la disparidad de sus estilos nos hacía dudar quien iba a tener más peso en el diseño del sonido de la banda, o si iba a haber algo de mezcla entre los estilos de sus respectivas bandas.

En un principio, se nos vendió Killer Be Killed como un grupo de Thrash Metal industrializado a lo Nailbomb, proyecto antiguo de Max Cavalera, pero los dos primeros temas adelantados en su día no caían tanto por ahí y si había momentos que nos recordaban más al Groove Metal extremo que tanto ha destilado Cavalera tanto en Sepultura como en Soulfy, otros nos hacían pensar en Hardcore melódico como si de unos The Dillinger Escape Plan domesticados se trataran. Hasta había elementos algo parecidos a Mastodon.

Killer Be Killed, encontrando bien el punto intermedio

Las dudas persistían un poco y no íbamos a estar seguros del estilo definitivo que tendría el debut homónimo del grupo, incluso alguno temía que fuera un pastiche de todas esas bandas. Sin embargo, una vez escuchado todo en su contexto, creo que estamos ante un disco perfectamente enmarcable dentro del Groove Metal, con muchas trazas de Punk y también algunos elementos menos convencionales (sí, estoy evitando calificarlo de Metal Alternativo).

No negaré que se nota que algunos querían tirar un poquito más de la cuerda para su terreno en algún que otro momento (‘Snakes of Jehovah’ me recuerda un poco a Dillinger Escape Plan, por ejemplo), pero a pesar de que muchas veces los temas van oscilando de hacia donde caen no pierden el sentido en ningún momento.Es más, consiguen encontrar muy bien el punto intermedio entre los sonidos de cada uno (menos de Dave Elitch, que se le nota que es mejor ejecutor que compositor). Cada canción se hace una unidad compacta, reconocible y también certera cual gancho de izquierda.

Grandes músicos firmando un debut sólido y directo

Evidentemente, teniendo en cuenta el ansia de estos artistas de querer romper moldes y de hacer cosas significativas dentro del Metal, muchos tenían ganas de que se saliera por completo de la zona de confort de cada uno. Aquí influyen bastante las expectativas de cada uno. Yo sinceramente decidí esperarme a ver que nos ofrecían y luego decidir si me convencía o no en vez de especular. Una vez escuchado apropiadamente, creo que lo ofrecido por Killer Be Killed merece bastante la pena dada la enjundia y rotundidad de su sonido y la solidez de sus temas.

Se nota que los que más llevan la voz cantante en el aspecto vocal (autochoque por el chistaco) han sido Puciato y Sanders, lo cual se agradece ya que la voz de Cavalera no es precisamente fabulosa. Su aportación hace, que duda cabe, pero en este disco ha decidido centrarse más en las guitarras, las cuales suenan de lujo. Afiladas, bestiales y con muchos riffs buenísimos, casi diría que mejores que muchos de los empleados en los últimos trabajos de Soulfy.

Como he apuntado antes, quien menos protagonismo o peso tiene en el sonido de Killer Be Killed es Dave Elitch, más centrado en hacer una buena labor con las baquetas. Quizá podríamos esperar un poquito más en la ejecución por parte de alguien que ha tocado con The Mars Volta, pero muestra muy buen nivel a pesar de todo. Y es que es hablamos de un disco que, aunque podríamos pedirle un poquito más a sus integrantes, no decepciona en absoluto y nos resulta bastante satisfactorio.

El mortal combo de apertura formado ‘Wings Of Feather And Wax’ y ‘Face Down’ sirve para ir abriendo unos cuantos cráneos con riffs de guitarra que parecen hachazos, y luego ir soltando chispazos de brillantez como en ‘Melting Of My Marrow’ (ese estribillo es canela fina y de gran calidad), puñetazos en la cara como ‘Snakes of Jehovah’ o bizarradas como la que da comienzo al salvaje ‘Save The Robots’. Y mucho ojo a ese tramo final con ‘Twelve Labors’ y ‘Forbidden Fire’, que quita el hipo. Muestra de que esta agrupación tiene bastante potencial, por lo que ojalá se decidan a seguir trabajando juntos en el futuro (si sus apretadas agendas se lo permiten).

7,8

Killer Be Killed — Killer Be Killed

Killer Be Killed

The Dillinger Escape Plan

Soulfy

Mastodon

  • 01. Wings Of Feather And Wax
  • 02. Face Down
  • 03. Melting Of My Marrow
  • 04. Snakes Of Jehovah
  • 05. Curb Crusher
  • 06. Save The Robots
  • 07. Fire To Your Flag
  • 08. I.E.D.
  • 09. Dust Into Darkness
  • 10. Twelve Labors
  • 11. Forbidden Fire

Lo mejor

  • Lo bien que conjuga el sonido característico de cada músico
  • Cavalera saca unos riffs que parecen hachazos
  • Los bien que se complementan las voces
  • ’Melting Of My Marrow’, ‘Save The Robots’ o ‘Forbidden Fire’

Lo peor

  • No termina de tener un sonido 100 % identificable
  • Alguno podría esperar un poquito más de estos músicos
  • ’I.E.D.’, por ejemplo

Killer Be Killed en Hipersónica

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments