Supongo que cuando un grupo que ha sido minoritario pega un pelotazo y pasa a llenar pabellones en solitario, y lo hace con su peor disco, muchos sacamos el cuchillo y lo ponemos entre los dientes, desconfiando de este ascenso meteórico. Con Kings Of Leon nos encontrábamos un poco en esta situación, y llegó el momento en el que se supone que debería de posicionarme de una vez con un grupo que me apasionó con su debut (Youth and young manhood), me fascinó con su continuación (A-ha shake heartbreak), me convenció con su tercer disco (Because of the times), y que, aunque ya bajaron el listón, aportaban temas interesantes en el disco de su consagración comercial (Only by the night), y que, con su nuevo disco, Come around sundown, creo que deben ser respetados por su apuesta decidida por su rock más de atmósferas que de riffs, aunque en el fondo se simplifique en “más de estadios que de garage”. Y, siento decirlo, pero creo que seguiré en el limbo.

Por más que se pretenda separar su trayectoria en dos partes desde el pelotazo que supuso ‘Only by the night’, su cambio fundamental fue ‘Because of the times’, donde consiguieron aparcar su rock sureño enérgico, espontáneo y rudo para dar paso a un disco de transición, arisco, desafiante, denso, en donde la estructura de los temas alcanzaba una importancia que nunca había tenido, y demostraban una actitud inteligente en la producción. A partir de ahí, decidieron construir sus temas partiendo de su base rítmica, y afrontaron las guitarras como el último elemento a incorporar, y no siempre como el que más protagonismo debería llevar, y precisamente fue con ese cambio con el que consiguieron petarlo en UK y, por arrastre, convencer tanto a Europa como a USA. [Y quiero pensar que sus cortes de pelo no influyeron en este éxito.] En su último disco, aunque Gallego no haya acabado de sintonizar con él, no continúan una fórmula exitosa, sino una forma de trabajar, en la que obtienen un resultado menos radiable (de sonar en radiofórmula, no de ser sometido a radioterapia o a radiación) pero, personalmente, más disfrutable.

El concierto de Kings Of Leon, en consonancia con la parrafada anterior, se construyó alrededor de esta segunda etapa (sólo cayó un tema de su debut, y 2 del A-ha Shake heartbreak), con 7 canciones para cada uno de sus dos últimos álbumes, y 4 para (las más accesibles) de Because of the times. Y yo, que sigo echando de menos las matemáticas, pero que soy de letras por adopción, dividiré el concierto en 3 partes, a modo de introducción, nudo y desenlace. Antes, no obstante, vamos con los teloneros, que nos los vamos a olvidar.

The Whigs sirvieron como teloneros ante un recinto con una entrada bastante pobre en aquel momento (no llegaba a la ⅓ parte del aforo), pero supieron hacerse notar, y, cuanto menos, lograr captar la atención de algunos de nosotros. Particularmente, que me había olvidado de pegarles una escucha antes del concierto, me interesaron las primeras canciones, hasta ver que eran como la respuesta americana a Biffy Clyro, producidos como los primeros Pearl Jam, y con un cantante con el suficiente carisma como para que pocos nos fijásemos en su parecido físico con Kevin Bacon y sí con una forma de cantar bastante cercana a la de Kurt Cobain en ‘In Utero’. Buenas intenciones, y un razonable buen sonido para su propuesta (áspera, con intensidad en las guitarras), pero con un repertorio bastante plano y sin ningún elemento distintivo.

Hablábamos de Kings Of Leon y de las tres partes en las que dividiría su actuación. En la primera de ellas, la nota más destacada fue un sonido marrullero y turbio en el que apenas dieron señales de vida las guitarras. Que vale, en ‘Crawl’, con la que abrieron, no importa mucho, pero sí en ‘Radioactive’, o en ‘The Inmortals’. Se veía que poco a poco iban sonando más altas y más claras, pero deslucían un comienzo de concierto entusiasta tanto por la banda, como por un pabellón que entonces presentaba una buena entrada (4/5 partes y todavía entrando gente). Recuperaron una ‘Molly’s Chambers’ a medio gas, y entre los aciertos, una sofisticada ‘Fans’ y una coreadísima ‘Mary’, de las más celebradas del nuevo disco.

La segunda parte, el meollo del asunto, fue la que más me gustó. Porque cayeron dos de los mejores temas de su nuevo disco (clavaron tanto ‘The end’, donde el sonido ya empezó a estar a la altura de lo esperado, como ‘Pyro’, mi favorita de su último disco), porque al fin una de las concesiones a su pasado sonó con garra (‘Four kicks’), y porque, aunque puede que para alguns fuese la parte más aburrida del concierto, fue una maravilla que la gente que entonces ya llenaba se dejase la voz con ‘On call’ pero que no estropease (al estilo del público de Natxo) unas brillantes interpretaciones de ‘Back down south’ y ‘Manhattan’, que aunque no dejan de ser temas menores en su repertorio, sí representan una de las virtudes del grupo: puede que no dén con el disco perfecto, ni siquiera con uno sobresaliente, pero su “clase media” es la que les permite seguir creciendo como grupo en un escenario.

Y estaba claro que en las últimas canciones caerían posiblemente sus mayores hits hasta el momento, esas que conquistaron UK y convirtieron al grupo de la familia Followill en la Next Arena Stadium Band: ‘Sex on fire’ y ‘Use somebody’, que se convirtieron en inmensos karaokes, y quedaron sepultadas por los coros de los asistentes. Convenientemente separadas por una pausa y la inmensa ‘Closer’, fueron el momento álgido de la noche, que se cerró con una afilada interpretación final, imprevista por mi parte, de ‘Black thumbnail’, que terminó con la explosión de la pirotecnia asociada a los focos, suponiendo un efectista punto y final a la hora y media de concierto.

He de reconocer que no me esperaba una entrega tan constante por parte del público, durante todo el concierto, hacia el grupo, algo que la banda, por medio de un satisfecho Caleb, resumió en “You are the most consistent crowd we’ve played for”. Asimismo, tampoco me esperaba un show tan compacto por parte del grupo, refrendado por un juego de luces simple pero efectivo, o por detalles como la cantidad de púas que fue lanzando Caleb a lo largo del concierto o el agradecimiento sincero a los teloneros (no los recordaba tan amables en el anterior concierto suyo que había presenciado, en el Summercase 08). Obviamente, sus carencias tanto en estudio (no acaban de ofrecer un disco “definitivo”, y no hay perspectivas de que lo ofrezcan en el futuro) como en directo (ese sonido de la primera mitad y ese repertorio descompensado irrespetuoso con sus primeros discos) siguen planteando dudas. Y no ayuda que la promotora (Doctor Music) cobre 51€ por ellos por hora y media de concierto (en mi pueblo, esto se llama atraco) en un pabellón en el que la acústica no es especialmente destacable. Pero tienen la suficiente personalidad como para seguir mereciendo (al menos por mi parte) oportunidades.

No tienen todavía el mismo público que otros grupos como Coldplay, Arcade Fire o Muse, pero parece que este ascenso ha superado el punto de no retorno. No tienen la épica de los primeros, ni el talento de los segundos, ni la potencia de los terceros, pero representan una sana alternativa dentro del rock mainstream, y con un futuro con menos sombras del que plantean, por ejemplo, The Killers. No cambiarán el mundo, pero han demostrado una adaptación satisfactoria a cada uno de los escalones que los han traído hacia su status actual. No volverán a ser mi grupo favorito, pero me sigue pareciendo una buena noticia que grupos como el suyo llenen pabellones en nuestro país.

Tracklist del concierto de Kings Of Leon:

* 1.- Crawl
* 2.- Molly’s Chambers
* 3.- Radioactive
* 4.- Fans
* 5.- Revelry
* 6.- Mary
* 7.- The Immortals
* 8.- The Bucket
* 9.- The End
* 10.- No Money
* 11.- Four Kicks
* 12.- Notion
* 13.- Pyro
* 14.- On Call
* 15.- Back Down South
* 16.- Manhattan
* 17.- Knocked Up
* 18.- Use Somebody

BISES:
* 19.- Closer
* 20.- Sex on Fire
* 21.- Black Thumbnail

En Hipersónica Kings of Leon — Come Around Sundown: que les aproveche; Kings Of Leon — Only by the night; Kings Of Leon se consolidan con ‘Because of the times’

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments