Tan absurdo como que unos amigos te inviten a su casa a cenar sopa de letras y en mitad de la noche un bombero llame a la puerta trayéndote las instrucciones para resolver el cubo de Rubik. Tan surrealista que los anfitriones bien podrían ser Dalí y Buñuel, pintando a dúo con un seis y un cuatro la cara de tu retrato, pero no, son el matrimonio Smith compuesto por Marina y Alejandro quienes, tras este efusivo beso, parece que comparten más que un proyecto musical.

Me encanta como han madurado Klaus & Kinski en su segundo disco Tierra, trágalos habitando su nido particular dentro del indie nacional. El mismo escenario que tan bien ha sabido reflejar Luis Cerveró para la productora Canadá, factoría de la que este año han salido las mejores joyas audiovisuales como las que han protagonizado El Guincho, Triángulo de Amor Bizarro o nuestros queridos Punsetes y Crepus. Los amos del videoclip español.

‘Forma, sentido y realidad’ ha sido la elegida como segundo single y ya me muero de ganas por ver el vídeo de ‘No quiero ir al colegio’ que debería ser el siguiente. Seis personajes, las seis caras de un cubo y cuatro platos en una mesa redeados de un ambiente Nouvelle Vague. No le busques el sentido, todo se resume en una palabra de seis letras: Genial.

Vídeo | YouTube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments