Klaus&Kinski en concierto en Bilbao (Santana27, 03–03–2012): no le digas a mamá que tengo una banda indie

“klausandkinski Bilbao 3” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/klausandkinski Bilbao 3.jpg” class=”centro” />

De Murcia a Bilbao, 800 kilómetros por carretera, todo un fin de semana invertido para presentar el sábado su nuevo disco Herreros y fatigas (que Víctor puntuó con un 8,5 y para mi cada día es más 10) y arrancar su nueva gira con la que recorrerán todo el país este verano. Ayer domingo a las 11 de la noche regresaban a su casa pensando que hoy a las 7 de la mañana tocaba ir a currar. Mamá, no me quiero levantar, no quiero trabajar.

Supongo que los miembros de la nueva banda pamplonesa que hicieron de teloneros Wilhelm and the dancing animals, a punto de lanzar su nuevo disco con Origami Records, se darían con un canto en los dientes por alcanzar lo que Klaus&Kinski han conseguido en tan solo cuatro años. Ocupar los primeros puestos de la escena independiente de este país, acaparar portadas y números unos en esas listas de los mejores discos, aparecer en los carteles de todos nuestros festivales indies… y ¿presentar su nuevo disco en la sala Black, que no es más que el cuartito de atrás de la Sala Santana 27, ante unas 100 personas, y tirando por lo alto? No es justo.

Y los de Pamplona lo hacen muy bien y su propuesta en directo es muy divertida, su cantante muy guapa y recuerdan mucho a Los Campesinos! a pesar de afirmar no conocerles, por lo que es otro de esos grupos a tener muy en cuenta este año. Pero Alejandro y Marina son únicos y cada día lo hacen mejor a pesar de que el del sábado seguramente no lo recuerden como uno de sus mejores conciertos y sí como un día cruzado en el que nada les hizo justicia.

“klausandkinski Bilbao 1” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Klausandkinski-bilbao-1.jpg" class=”centro” />

Se merecen un mayor escenario y más público y supongo que esas cosas desmotivan. Si a esto sumamos los nervios que siempre acompañan a un inicio de gira y que su último disco tiene una producción que no es nada fácil plasmar en directo el resultado es que nos encontramos con unos Klaus&Kinski empequeñecidos que no consiguieron transmitir la grandeza de cada una de las canciones de Herreros y fatigas.

Salieron acompañados por un violín, un bajo y un chico para todo que lo mismo se encargaba de las programaciones, teclado o tocaba el ukelele. La voz de Marina quedaba demasiado tapada por el resto de instrumentos a los que les faltaba cohesión e iban apareciendo como retazos descosidos, esos trozos de papel mal pegados a los que se les levantan las puntas.

“klausandkinski Bilbao 2” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/klausandkinski-Bilbao-2.jpg" class=”centro” />

Pequeños fallos que irán solucionando según vaya avanzando la gira y es que curiosamente sonaron mejor los temas de sus dos primeros discos, que dejaron para el set final, que los del nuevo disco, cuando personalmente me parece que tienen mucha más fuerza.

“Klaus and Kinski setlist bilbao” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/KlausandKinski-Setlist-bilb.jpg" class=”centro” />

Marina es una de esas personas con una naturalidad que en cuanto la oyes hablar te gustaría tener como amiga. Lo mismo te suelta que esta vez va estar callada porque siempre mete la pata y la última vez que habló les cancelaron una boda en la que iban a tocar por negarse a hacer ‘Devuélveme la pasta’ de Los Planetas, que nos advierte que se le acopla un programa de radio que no sabe muy bien si es un partido o un programa de esos en los que la gente llama para contar sus penas, nos dice que el bajo hace unos videojuegos muy chulos o confiesa que el tema ‘Buceador‘ lo tenían desde hace tiempo y decidieron incluirlo ahora porque les gustó mucho ‘Olas Gigantes’ de Denvër.

“siete” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/siete.jpg" class=”derecha” />No es nada fácil no poder hablar todo lo bien que quisieras de una gente que te cae tan bien y te gusta tanto lo que hace, pero más difícil aún es tener una banda indie en este país en el que si te descuidas un poco ni tu madre se ha enterado. Por favor, no se lo digáis.

Más en Hipersónica | Klaus&Kinski — Herreros y fatigas: abran juego para uno de los discos estatales del año | Klaus & Kinski — Tierra, trágalos: ahora sí estás a la altura | Klaus&Kinski — Tu Hoguera Está Ardiendo

 

Anuncios