Se dice que cuando haces música, tus canciones se acaban volviendo como tus hijos. Le tienes cariño a todos, pero algunos te caen mejor que otros (sí, atreveos a negarlo ahora). Quizá la mayor diferencia que complica la analogía es cuando los artistas hacen canciones que no les apetece escuchar nunca más.

Lars Ulrich tiene claro cual es la canción de Metallica que, si estuviera en su mano, no escucharía nunca más:

Hay una canción llamada ‘Eye of the Beholder’ en el disco …And Justice for All. Cuando escucho esa canción pienso que suena, y supongo que no queremos ser demasiado irrespetuosos con ella, pero suena realmente forzada.

Suena como si metieras una estaca cuadrada en un agujero redondo. Suena como si tuviera dos tempos diferentes. Hay una sensación de 4/4 en la intro y las estrofas, y luego los estribillos pienso que tienen un tempo más de vals. Suena como si dos mundos diferentes rozándose entre ellos. Suena muy raro para mí. No soy muy fan de la canción.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments