blood-orange-cupid-deluxe1

Esas motos para presumir del brazaco a lo Nadal. Ese traje violeta con una blusa de chorreras blancas. El pelassoo sobre la cara que no falte, igual que el bigotito, muy muy fino. Gasofa llena al tope, un poco de rímel en el ojo para parar a los mosquitos mientras le damos gas a la chopper por alguna carretera comarcal de mala muerte. El casco nos estropea el peinado, el casco es para los cacas. La chopper lleva un buen estéreo incrustado y suena Blood Orange. Suena a lata, como debe de ser.

Pueblo tras pueblo, señor con la cachaba tras señor con la cachaba. El cañón de humo nos acompaña, nos hemos gastado todo el presupuesto de la aventura en travellings épicos mientras doña Blasa nos mira y siente envidia por aquella rebeldía que no vivió en su momento pero que ahora compensa con los programas de tartas de Divinity. Mírale que mozo más guapo, lo que le haría yo en mi época. Don Paco se limita a llamarnos maricooooooona a grito pelao; un sample perfecto para meter entre tanto sintetizador ochentero.

Al final don Paco es el señor de las gafas blancas de sol y la gorra de béisbol de los Detroit Tigers. Ese señor que va camuflado para que doña Blasa no le reconozca y acaba siendo grabado mientras, emocionado, se muerde la lengua ante un solo de ‘Purple Rain’. Don Paco es uno más en The Revolution aunque él no quiera reconocerlo. Antes de irse a dormir todas las noches sale al patio y grita desgarrado: “Hoooooney I know, I know, I know times are changing”. Después se sube la bragueta y entra en casa aclarándose la voz para seguir siendo don Paco. La vida es dura.

Dev Hynes encera bien la chopper, quiere recordar aquellos discos de la infancia con Prince, The Time, The Gap Band, Zapp o Cameo. Un Synth Funk que sigue con sus momentos de Disco y de Boogie a lo Prelude Records o con D Train a tope en ‘You’re Not Good Enough’. El británico es un artista a la hora de domar el Pop, tanto bajo Blood Oranges como en Lightspeed Champion. Test Icicles, su ex grupo de Dance-Punk, quedaron bien atrás.

Para su viaje por las comarcales españolas camino al Primavera Sound 2014 de don Paco y doña Blasa Blood Orange se lleva a divas jóvenes a falta de nombres del pasado. Caroline Polachek y Samantha Urbani ponen voces a los temas de Cupid Deluxe junto a, entre otros, Adam Bainbridge (Kindness) quien se suma a Hynes como multiinstrumentista al aportar bajo, batería, teclados y hasta arreglos de saxo. Aunque David Ginyard es quien es el dueño del bajo de Cupid Deluxe recordando felices tiempos horteras.

Toda la cuadrilla en la chopper, todos con sus trajes de colores y brillos. Carreteras de mala muerte, patios para desahogarse y mecheros consumidos al ritmo de futuros himnos a lo Phil Collins con ‘In The Air Tonight’. A Dev Hynes también hay que sacarle la lengua emocionado.

Primavera Sound 2014 en Hipersónica

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments